Ricardo Tobar – Continuidad

 

collection

Continuidad (ESP, 2019) es el esperado tercer largo de Ricardo Tobar, que llega después de Collection (Cocoon, 2015), uno de los clarísimos discos de electrónica de 2015. Precisamente en Continuidad, a pesar del nombre, el ex de la santa casa Border Community se aleja de la melodía tan elocuente y pegadiza de su último largo, recuperando un poso más rock que ya tenía su disco debut, Trellis (Desire, 2013), en algunos temas. Sonidos más pesados y contundentes y menos detalles tan coloridos. En cualquier caso, se trata de un trabajo con bastantes aristas, que en lugar de seguir un camino más decidido como el anterior LP, explora varios, lo que le hace un disco muy rico y que necesita de muchas escuchas para captar toda su esencia.

Eso desde luego no quita para no encontrar temas como ‘Totem’, que son puro Tobar, con varias líneas sonoras muy melódicas cruzándose entre sí. Una de las perlas del disco a la que quizá le falta un acabado a lo grande, en lugar del aumento sostenido de la intensidad. En cualquier caso, es una clara reminiscencia del Tobar de Collection. Sin embargo, es una faceta en minoría en este tercer largo. Hay cortes como ‘Recife‘ o ‘Birds‘ por ejemplo que tiran más hacia su disco de debut, en el que había sonidos más pesados pero también más presencia de tech house de amaneramiento tribal.

Mucho degradado sonoro en la paleta de siempre

Es por esto que Continuidad es una especie de mix de los títulos en largo que ha publicado con anterioridad. En ese sentido, es habitual en toda la buena gente que ha pasado por Border Community que su paleta sonora sea muy amplia y siempre emita diferentes capas en cada una de sus canciones. Tobar no es menos, y hay dos o tres bloques temáticos de un mismo corte, a pesar de que haya una línea discursiva que hegemoniza la narrativa del disco. Uno de ellos es esa parte más tech house. Luego está esa apuesta por una mayor densidad y menos pop, la más predominante, en la que está ‘Les Vagues‘ abriendo el disco, esa orientación con aspectos más progresivos y tribales a lo Animal Spirits (Border Community, 2017) como en ‘Purple Sun’, ‘Rising‘ o ‘Vestigios‘, o incluso ‘Entrada y Salida‘, evocando esos espíritus del bosque. Sin embargo, en este último tema, y en algún corte más como la propia Totem, da la impresión de que son temas que podrían haber ofrecido más, que sirven muy bien como prefacio, pero no acaban de estallar o tener un in crescendo que la canción pide.

Así pues, como se ve en una escucha reposada, hay muchas aristas. Tobar ha abierto en canal su discurso para apuntar en muchas direcciones partiendo de un mayor músculo. En la parte final, con las estructuras modulares tan de The Inheritors (Border Community, 2013) o de su propio debut, ‘Seguridad‘ y sobre todo ‘Lost Youth‘ brillan por la dispersión sonora que va creando conforme la canción evoluciona. Parte de una perspectiva más básica para ir abriendo la base y dejar que entre más luz. Una ristra de matices como la que se encuentra en ‘First‘, donde el chileno deja claras sus artes. Así pues, un trabajo bastante completo, en el que ha cruzado ingredientes de trabajos anteriores, aunque el resultado no tiene tanto gancho como el de Collection. Es un sonido más apagado y denso en el que hay matices, pero no tan brillantes como en 2015. Sobre todo al apuntar en diferentes direcciones tiene toda la pinta de tratarse de un disco-puente hacia un futuro trabajo en el que defina más concretamente su estilo; ver por dónde quiere proyectar su camino. ¿Hacia dónde irá después de bajar a su parte más oscura? De momento, por aquí sigue siendo un fijo.

7,9/10

 

Anuncios
Summary
Review Date
Reviewed Item
Ricardo Tobar - Continuidad
Author Rating
41star1star1star1stargray