Rihanna — Talk That Talk: si lo que pretendes es poner cachondo al personal, lo has logrado

Rihanna ha sacado tres discos en dos años, los tres álbumes más fundamentales de su carrera y en los que más visibles son tanto el punto de partida como el camino que parece estar determinada a seguir. Aunque nunca dejará de lado, como la mayoría de los artistas orientados al panorama más comercial, de incluir el sonido de moda en cualquiera que sea la creación en la que estén ocupados.

Talk That Talk es el sexto álbum de Rihanna y en el que parece haber terminado de expulsar todos los demonios que empezaron a acecharla en Rated R. A pesar de que la agresividad y la oscuridad que explotó en aquel disco se han ido diluyendo hasta quedar en una esencia, siguen presentes en cierta manera, pero transformados y aprovechados hacia la exposición de una sexualidad fuerte y patente como tónica fundamental de casi todo el álbum.

Lo bueno, si breve…

37 minutos es lo que dura Talk That Talk, y este primer ejercicio de concisión te prepara para escuchar un tracklist intenso, aunque sólo sea porque físicamente es imposible meter paja por un tubo en tan escaso espacio. Esta premisa se cumple, y si bien las palabras del manager de Rihanna, que afirmaba que era un disco lleno de hits, tampoco son para creer a pies juntillas, sí es patente que se ha intentado dejar fuera todo lo que no pueda convertirse eventualmente en single.

En este sentido, Rihanna tiene para elegir. Pinchó ligeramente con su primer single, ‘We Found Love‘, pero diré en su descargo que es posiblemente uno de los cortes más flojos. Si quería haber sacado algo con sabor a electrónica, lo tenía a huevo con ‘Where Have You Been‘, un coqueteo con el trance que si bien no llega a pegar como ‘Only Girl (In The World)‘, salva bastante mejor los trastos.

https://www.youtube.com/embed/H-0OuRVCAK8

You Da One‘ cumple con todas estas cuestiones a la perfección y ya ha sido elegido como segundo single, un movimiento mucho más inteligente y que permite entrever qué es lo que realmente se cuece en este disco.

https://www.youtube.com/embed/gTo94mt1aiU

Eso ha debido de pensar el equipo que le compone las canciones a Rihanna, porque la gran tónica de este álbum es el sexo. Tanto como deporte como pilar de una relación personal. Esta temática, combinada con los ritmos densos y pegadizos de algunos de los cortes que tenemos entre manos, da como resultado un calentón musical de cuidado que alcanza su cénit en ‘Birthday Cake‘, obscenamente divertido. Es tremendamente fácil imaginarte su cara mientras canta.

https://www.youtube.com/embed/leK4eoqwmfU

And he tryna put his name on it

Oooh, I wanna fuck you right now

Justo antes nos encontramos con otra de las canciones más explícitas sexualmente hablando de Talk That Talk, ‘Cockiness (Love It)‘, donde vuelve al rollo dominátrix de ‘S&M’ y que, no nos vamos a engañar, le va como anillo al dedo. Rihanna sabe explotar su faceta más guarrilla, si me permitís la expresión, y el resultado es sensacional.

https://www.youtube.com/embed/mbJRVufEX00

But I’m gonna be the queen of your body parts

No one can do ya

The way that I do

[…]

I love it, I love it

I love it when you eat it

Por último, no puedo dejar de remarcar dos de los temas que mejor logrados me parecen de todo el álbum. El primero viene de la mano de la colaboración con Jay-Z en el corte que da título al disco. ‘Talk That Talk‘ no contiene las mejores rimas del marido de Beyoncé, pero es innegable que cumple a la perfección la inevitable tarea de la inclusión de un rapero al volante en este tipo de trabajos.

https://www.youtube.com/embed/Z8FarCnm1mEhttps://www.youtube.com/embed/jNbb8M9_u2Y

Anuncios