34 años sobrio. La tarea titánica con la que se cargó a sí mismo Rob Halford un 6 de enero de 1986 ha vuelto a ser motivo de celebración para el líder de Judas Priest, que no ha dudado ni un momento en compartir foto con su medalla conmemorativa.

Halford siempre ha sostenido que es la decisión de dejar el alcohol la que le permitió seguir con Judas Priest… entre otras cosas:

«¿Sin eso? Oh, estaría muerto. Literalmente, estaría muerto. No estaría hablando contigo ahora. No estaría aquí. El lugar donde llegué, el siguiente paso, se hubiese perdido. Amo a la gente. Me encanta estar en una banda. Me encanta hacer música. Tenía que descubrir que eso era mucho más importante que ser adicto.»

Rob Halford Judas Priest

En 2015, en una entrevista con «Rock N ‘Roll Breakfast Show», Halford habló con más detalle sobre cómo estar limpio y sobrio desde 1986 ha sido fundamental ha afectado su actuación en vivo, así como su bienestar emocional.

«Todavía es difícil, tengo que ir día a día. Creo que esa es la única forma en que realmente puedes hacer que funcione. Sé que este camino de sobriedad realmente me ha ayudado en mi carrera y en mi vida como músico y como persona. Creo que he mejorado de muchas maneras debido a que puedo mantenerme limpio y sobrio. Pero, ya sabes, es duro. Y no puedes hacerlo solo, tienes que utilizar las herramientas que otros te dan, dejar que te cuiden».

Halford es consciente de que la mayoría de los fans de Judas Priest beben:

«Saber eso me mantiene sobrio. Puede sonar a locura, pero tengo que salir a los conciertos noche tras noche y hacer mi trabajo del modo en que ellos lo esperan de mí. No puedo salir hasta las patas y drogado. Eso sería engañarles, mostrarles mi peor cara.»

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments