Es canon de la historia musical las contribuciones de músicos como Brian Eno o Robert Fripp a una de las etapas musicales más importantes de David Bowie. Sin embargo, al guitarrista de King Crimson no se le está reconociendo dicha labor y ahora mismo está en medio de un proceso legal que corrija lo que denomina una «injusticia histórica».

Según Fripp, los herederos de Bowie se niega a acreditarle más allá del papel de colaborador puntual, en vez de ser uno de los músicos principales en los discos Heroes y Scary Monsters. Su labor como guitarrista principal en ambos trabajos no es sólo a juicio suyo, sino que asegura que le avalaron durante cuatro décadas tanto el propio Bowie, como Brian Eno, el productor Tony Visconti y el «el tribunal de la opinión pública». Así lo ha explicado en una publicación en Facebook.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments