Robyn ha ido cumpliendo, poco a poco y no sin esfuerzo por parte de todos los implicados, su plan de sacar tres discos en un año, algo que en su día sonó como una apuesta algo soberbia pero que carecía, en aquel momento, de un respaldo tangible. Pero cuando las fechas de lanzamiento fueron apareciendo, y Body Talk Pt. 1 hizo su entrada en el mercado, hubo que dejar de lado el escepticismo y prepararnos para lo que iba a venir.

Body Talk Pt. 2 llegó a las tiendas hace un par de semanas y ha conseguido buenos números en las listas danesa y sueca, así como la que recopila los mejores temas de corte dance y electrónico de Estados Unidos. A mí me ha costado atreverme a meterle mano después de la experiencia agridulce de la anterior entrega, donde al menos había algunos hits con cierto empaque, pese a que la media tiraba hacia abajo.

‘Hang With Me’, un ejemplo de lo que nos vamos a encontrar

Muy a diferencia de lo que ocurría con los ingenuos que acudimos al primero guiados por ‘Dancing On My Own’ para darnos de bruces con cortes bastante menos digeribles como, sin ir más lejos, el que abría la compilación, en Body Talk Pt. 2 hay un estilo más uniforme, más coherente y más cercano a lo prometido por el primer single — y único hasta la fecha.

‘Hang With Me’ necesita un tiempo de reposo para poder compararlo con sus predecesores en la lista de hits de Robyn, pero en cuanto te permites escucharlo con tranquilidad, no tardas mucho en aceptarla como el punto álgido de una noche de copas. Una jugada bastante inteligente por parte de la sueca ha sido lanzar singles mucho más próximos al pop, sin perder el barniz electrónico, casi a modo de anzuelo. En el anterior disco el resultado llevó a cierta decepción, pero en éste salva los muebles con bastante más coherencia.

http://www.youtube.com/v/-3a2qoyONVA?fs=1&hl=es_ES

Sin ir más lejos, la apertura del tracklist resulta mucho más amable que aquel desquiciante ‘Don’t Fucking Tell Me What To Do’. ‘In My Eyes’ es más relajado, hace concesiones a su posible público sin abrumarlos con una cadencia monotónica que hace que mires la barrita de reproducción deseando que avance más rápido. Invita a ir más allá con cierta esperanza apoyada por el single y con esa introducción semifuturista que nos retrotrae con facilidad al sonido del pop de los años 90 parece que allana un camino mucho más gentil que el salpicado por pedregales del Pt. 1.

http://www.youtube.com/v/Do4u9NxgKzs?fs=1&hl=es_ES

http://www.youtube.com/v/oeofn6vFv7Q?fs=1&hl=es_ES

No siempre la sobriedad electrónica lleva como resultado un trabajo de difícil digestión, aunque lograr evitar este escollo es más complicado de lo que se pueda imaginar a priori. Pero a veces el recurrir a una armonía sencilla y sin aspavientos, cuando la sucesión es la correcta, puede suponer la diferencia entre un bodrio y un temazo.

Tal es el caso de ‘Love Kills’, para mí el mejor corte de Body Talk Pt. 2. Con una premisa muy similar a la que hemos encontrado en la mayoría de los temas firmados por Robyn — es compositora de la mayoría del disco -, aquí el ayuno de recursos en cuanto a modulación o variaciones del que suele hacer gala se convierte en una estructura compleja, pegajosa y convincente, que no requiere de una escucha intensiva para apreciar los guiños tras las notas. Quizá la coletilla del título de esta crítica debería llevar una puntualización en cuanto a la excepción que supone ‘Love Kills’.

http://www.youtube.com/v/7aNCGDUXLdU?fs=1&hl=es_ES

Sin ser un disco que vaya a pasar a la historia de la electrónica, Robyn ha sabido subir la media marcada por el primer disco de la trilogía hacia una de mayor empaque y coherencia, que salvo en una excepción, no deja que decaiga el ritmo de Body Talk Pt. 2 y que deja una mucho mejor impresión que su antecesor. En casi ningún momento ataca el tedio, quizá si la indiferencia en ocasiones puntuales, pero la sensación final es bastante más grata que la que dejó la anterior entrega. Aunque claro, es inevitable sentir cierto alivio cuando acaba el disco y no se te ha hecho tan duro.

En Hipersónica | Robyn — Body Talk Pt. 1: prescindible con alguna excepción

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments