Robyn no es ninguna desconocida a estas alturas, y su regreso a los escenarios mundiales tras cierta sequía lo debe a aquel temazo que fue ‘With Every Heartbeat’ y que arrasó allá donde fue. Pero tras casi tres años después de aquel éxito que la hizo salir fuera de su Suecia natal para triunfar por medio mundo, toca continuar con una carrera que se remonta a 1994.

Body Talk Pt. 1 es su quinto disco de estudio y el primero de una serie de tres que irán saliendo a lo largo de los próximos meses. El single de presentación de esta serie es ‘Dancing On My Own’, cuyo videoclip dirigido por Max Vitali refleja la historia que narra la canción, no especialmente original, de chico conoce a chica, chica se enamora y chica es repudiada por una lagarta más jamona.

No es su canción más brillante, pese a que se adhiere al tímpano tras unas pocas escuchas y posiblemente tengamos oportunidad de disfrutarla este verano entre pachangueos menos agradables, pero sí augura un disco interesante, con un sonido que tira hacia el electropop, un punto ochentero indispensable últimamente en todo lo relacionado con el disco y la electrónica y dosis de sintetizador a puntapala.

Vídeo | Youtube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments