Hablar del buen estado de forma que goza actualmente un género como el Post-Metal, o Sludge atmosférico si preferís llamarlo así, ya resulta hasta redundante, aunque haya quien diga que ya todo suena igual. Este año está siendo el eje de un época dorada para varios grupos de excelente nivel que están dejando estupefacto a más de uno. Y creíamos que con la marcha de Isis íbamos a tener una baja muy importante. Nada más lejos. Este año está habiendo más que serios candidatos para disco del año, no solo en el género, sino en el Metal en general. Y aun quedan varios todavía por llegar. El grupo que hoy nos ocupa es uno de los principales opositores, los estadounidenses Rosetta.

El regreso de Rosetta era una noticia bastante importante para un servidor y no era para menos gracias a la buenísima reputación que se han labrado en el Metal underground con una discografía bastante sólida. Revelación con su debut y confirmación con un gran disco como Wake/Lift. Quizá el único pero que se les pueda poner está en A Determinism of Morality que, sin ser un mal álbum o uno muy fallido, sonaba a un paso atrás con respecto a lo andado. Sin embargo, había más que motivos para tener fe en los de Filadelfia con su nuevo trabajo.

Rosetta, toreando las dudas a base de intensidad y furia

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1457570381/size=medium/bgcol=333333/linkcol=ffffff/t=1/transparent=true/

Hace casi una semana que se puso a la venta The Anaesthete, con miedos (un tanto absurdos) debidos a la portada y el nuevo logo elegidos por el cuarteto, más propios de un conjunto de Black Metal que de uno de Sludge. La banda al final tuvo que desmentir tales suposiciones y las dudas quedaron totalmente disipadas cuando salieron los primeros adelantos del disco. Dos el mismo día sin ir más lejos, dos días antes de la publicación del disco. Temas que sonaban de fábula y que generaban presagios positivos ante lo que nos podrían ofrecer en este cuarto álbum de la agrupación. Tras un tiempo moderado, puedo afirmar que este disco puede trascender como uno de los mejores de su corta discografía, con una duración menos excesiva aunque sin ser corta.

Ni transformación al Black Metal ni leches, lo que Rosetta nos ofrecen es un magnífico alarde de Sludge atmosférico con amplio gusto por las experimentaciones, una gran intensidad en sus canciones y una potencia abrumadora. La instrumentación cuenta con mucho músculo, pero sin tener que hacer una amplia distorsión ni añadir densidad a las guitarras, ya que estas suenan muy afiladas y directas, a veces incluso melódicas. En vez de optar por los tonos más graves, bajan unas octavas para ofrecer un sonido disonante y desgarrador. Pero el resto actúa con máxima rabia y ferocidad y no hay más que ver el gran trabajo de Bruce McMurtrie a la batería y la dura voz de Mike Armine para comprobarlo.

The Anaesthete, candidato serio a disco de Metal del año

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1457570381/size=medium/bgcol=333333/linkcol=ffffff/t=3/transparent=true/

Lo que se respira en The Anaesthete de modo general en su casi una hora de duración es una atmósfera de pura agonía y de mucha oscuridad. De hecho, es el trabajo más oscuro que han realizado hasta la fecha. Aunque, como ya he dicho, no todo lo que se escucha es pesado y denso, porque no hacen asco a los sonidos Post-Hardcore y a las melodías. Incluso hay un tema, ‘Hodoku’ que se podría denominar la “balada” del disco por tener un estilo más ligero y melódico, habiendo incluso presencia de voces limpias.

El comienzo del disco es realmente espectacular, iniciado por los diez minutos de ‘Ryu’, que empiezan con un trabajo delicioso trabajo en las guitarras para terminar en un final destructivo y arrollador. Luego toman un camino un poco más directo con ‘Fudo’, sacando más musculo con su faceta Sludge, que luego da paso a otro corte épico, ‘In & Yo’, donde se ve a Rosetta en estado puro, aprovechando su excelente manufactura instrumental con segmentos de carácter Post-Rock mezclados con trozos de absoluta fuerza abrumadora que podría destruir un edificio. Como en una secuencia, vuelven a mostrar su cara más directa y Sludge con ‘Oku’, con unos riffs de tal potencia e intensidad que no encontraba en un disco de Metal desde el Grengus de Horn Of The Rhino.

Una trabajo abrasivo y exquisito

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1457570381/size=medium/bgcol=333333/linkcol=ffffff/t=7/transparent=true/

‘Hodoku’ es quizá el corte más atípico con el tono general de The Anaesthete al ofrecer un estilo diferente al del resto de temas, pero está lejos de ser un corte fallido y la verdad es que resulta hasta cumplidor. Después de una primera mitad bastante agresiva e intensa, su colocación a mitad del disco ofrece un descanso al oyente para prepararse con la siguiente parte con similares características. Entonces llega ‘Myo’, el segundo adelanto de los dos que ofrecieron Rosetta dos días antes de publicar el disco, sacando más tralla y rabia que en todo el disco. Por supuesto, es un buen tema, con una magnífica ejecución y una pesadez apabullante. Pero, aun en un disco con pocos puntos flojos como este, si tuviera que decir los temas no flojos, pero sí menos brillantes, elegiría los de este párrafo.

‘Hara’ fue lo primero que pudimos oír del disco y nos puso a mil revoluciones por minuto. No era para menos porque este es otro de los puntos álgidos del disco, donde las virtudes de Rosetta brillan enormemente y cuesta ver sus defectos. Luego nos llega un corte instrumental tan fabuloso como ‘Ku’, yendo de menos a más en cuanto a pesadez del sonido con una calidad pasmosa y que no deja indiferente. Para finalizar, ‘Shugyo’, seis minutos de intenso Drone muy oscuro que genera una atmósfera tan densa que podría cortarse con un cuchillo. Una manera impecable para cerrar un extraordinario disco, del que además hay que alabar esa exquisita producción.

La realidad es que el trabajo realizado por Rosetta me ha dejado tan impactado y me ha generado tanto entusiasmo que se me hace difícil no reconocerlo como uno de los mejores discos metaleros del año. Casi igualándose con uno de mis favoritos, Vertikal de Cult of Luna. Pero es difícil resistirse a un disco como The Anaesthete, donde las virtudes son más clarividentes y los peros son pocos, siendo los más graves son estéticos, es decir, la portada. Salta a la vista que este no es un disco que te vayas a comprar por su portada, pero sí que deberías hacerlo por su sobresaliente música. Aunque el cuarteto de filadelfia no ha terminado de despegar del territorio underground y de medios especializados, ojalá este trabajo les permita dar el salto que realmente merecen.

Tracklist de The Anaesthete

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments