De vez en cuando aparecen en el panorama gente que hace propuestas que, pese a que no son una revolución ni suponen un antes y un después en la historia de la música, son discretas y tienen un curioso brillo que se va haciendo más y más cálido conforme avanzas por ellas.

Tal es el caso de Rox con Memoirs, su debut en larga duración tras una serie de sencillos aislados que llamaron la atención de productores como Mark Ronson o Jay-Z, que a su vez ha colaborado en la creación de este trabajo apoyado por Al Shux, habitual de Lily Allen o Snoop Dogg. No es un disco redondo, se le podrían quitar un par de canciones sin que el planteamiento general se viera afectado, pero tiene una ligereza que no aburre y una falta de hipocresía o ansia de radiofórmula que es muy de agradecer.

Canciones para el recuerdo

http://www.youtube.com/v/rxVHXaiufoU&hl=es_ES&fs=1

Si hay un tema que destaca a simple vista y que mejora a cada escucha es la tremenda apertura del tracklist que hace con ‘No Going Back‘. Nada de concesiones, nada de introducciones blanditas para ir en crescendo hacia la parte media del disco, sino que se carga con ariete desde el primer momento con un sonido que recuerda a aquellos días en que Amy Winehouse era famosa no por compartir aficiones con Maradona, sino por haberle dado una vuelta más que interesante al soul sin temer a sus mayores.

http://www.youtube.com/v/PQvbP1AJ99A&hl=es_ES&fs=1

Las baladas y tiempos más lentos son defendidos con decencia, pero es en los medios con un punto de funk donde Rox se desenvuelve con sorprendente soltura. En ‘Page Unfolds‘ despliega una voz fantástica y limpísima en un estribillo imposible de olvidar y que recuerda también a otra de sus influencias, los mejores días de Mary J. Blige antes de que se convirtiera en un estereotipo de la música negra que no siente necesidad de seguir progresando y prefiere estancarse en propuestas simplistas sin contenido alguno.

http://www.youtube.com/v/t1AuiVD-0yE&hl=es_ES&fs=1

Para cerrar el trío ganador tenemos ‘I Don’t Believe‘, con un ritmo arrollador y una letra acelerada donde una vez más el estribillo se descubre como centro de la canción y como baza fundamental de la canción, basicamente porque durante las estrofas Rox se dedica a narrar su historia más que a hacer avanzar el tema. No del todo coherente, pero indispensable en el disco.

Baladas con espíritu acústico

La otra cara de la moneda de Memoirs la componen los temas más tranquilos, apoyados en guitarra acústica y percusión variada y tranquila para marcar el ritmo. Es aquí donde destaca especialmente la fantástica voz de Rox y las armonías que hace en sus coros, cálidas y perfectas para componer cualquier ambiente reposado.

Precious Moments‘ es una de estos tiempos lentos, que se disfrutan con la luz apagada y mucha paz, sin prisa y dejándose llevar por los acordes de la guitarra y por las pinceladas de la historia. En ocasiones, como en ‘Heart Ran Dry‘, es inevitable recordar a Corinne Bailey Rae, y en términos generales también se puede oler cierto aire a Joss Stone.

http://www.youtube.com/v/GdY2ORJA1Dc&hl=es_ES&fs=1

http://www.youtube.com/v/SkG5Eqfp6AU&hl=es_ES&fs=1

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments