Para muchos, Royal Blood han sido la gran sorpresa de este año, y la verdad es que sorprende el éxito que han logrado así, de la noche a la mañana, con un debut homónimo que, aunque bueno, no termina de justificar todas las alabanzas y parabienes que les están llegando. Pero ellos estarán más contentos y felices que un par de perdices, y por ello nada mejor que celebrarlo tocando una canción de Pharrell Williams. Correcto, es la que estáis pensando, ‘Happy’, pero pasada por su particular fórmula hasta el punto de que hay momentos en los que cuesta establecer relación entre ambas versiones. Que disfruten ahora, es su momento. Más tarde les tocará lidiar con la presión de, por lo menos, igualar las pretensiones de su debut, aunque muchos esperamos que las superen para poder ver como el hype estaba justificado y verdaderamente había madera.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments