“Rulo y la Contrabanda Gijon” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Rulo-y-la-Contrabanda-Gijon.jpg" class=”centro” />

Confieso que a Rulo le perdí la pista cuando en octubre de 2009 anunció su salida de La Fuga. El cantante, bajista y compositor emprendió una carrera en solitario como Rulo y la Contrabanda cuyo primer fruto fue Señales de humo, un disco de debut que marcaba un puente con la producción de su anterior banda.

Que a su lado esté su compañero del alma Fito Garmendia con quien fundó La Fuga a mediados de los noventa es una señal de que Rulo frecuenta los mismos territorios de antaño y que su público es prácticamente el mismo que le siguió en los momentos gloriosos.

Canciones desnudas, una buena excusa para volver a engancharse a la historia de Rulo

No cabe duda que los artistas tienen que ingeniárselas para conseguir armar una gira y vender entradas, algo tan difícil hoy día. Porque el público es muy selectivo y caprichoso, y todos sabemos que hoy estás arriba y mañana no eres nadie y nadie se acuerda más de tí.

“Rulo Gijon” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Rulo-Gijon.jpg" class=”centro” />

Canciones desnudas, una exclusiva gira acústica de siete fechas por teatros que, curiosamente, no pasará por Madrid, ha sido una buena excusa para volver a engancharse a la historia de Rulo, que no parece que haya perdido el toque mágico que llevó a La Fuga a estar entre los más grandes del rock estatal.

En algún momento escribí que La Fuga eran Los Secretos del rock español y, con todos los respetos y sin acritud, es lo mismo que pienso de la historia en solitarios del de Reinosa, que anoche se ganó todos nuestro respeto en el Teatro de la Laboral de Gijón.

“Repertorio Rulo y la Contrabanda” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/repertorio-Rulo.jpg" class=”derecha” />Fui al concierto sin esperar nada, sin tener claro qué me iba a encontrar más que un repertorio acústico y a una banda que ha tenido el detalle de incluir algunos toques teatrales a un espectáculo de calidad.

Me esperaba un gran sonido y eso se cumplió, un cancionero aprovechable y también me lo encontré, y un recital que no me aburriera y también eso se cumplió.Fueron veinte temas desarrollados en una hora y cuarenta y cinco minutos, y los once cortes de Señales de humo más un inédito y ocho clásicos de La Fuga recuperados para la ocasión.

Hubo mucha nostalgia al recuperar ‘El manual’, ‘Miguel’, ‘Luna de miel’,’Madrid’, ‘Por verte sonreír’, ‘Balada del despertador’/’Abril’ y ‘Pa’quí, P’allá’, casi todas himnos instantáneos del rock estatal. Lo mismo que algunas del material de Rulo y la Contrabanda, caso de ‘Como Venecia sin agua’, composición que parece inspirada en el mismísimo Joaquín Sabina, ‘Mi cenicienta’, ‘Fauna rara’ o ‘La cabecita loca’.

Temazos todos ellos que, en acústico y tocados por esos musicazos que acompañan a Rulo y Fito como son Dani Baraldés, ‘Pati’, (El Fantástico Hombre Bala, ExMundus, Macaco), espectacular con la slide o con el lap steel, Quique Mavilla (Distrito Catorce, Bunbury & Vegas, Amaral) al bajo, piano, hammond y acordeón, Txarli Arancegui (Iván Ferreiro, Quique González), son los momentos de la verdad de un recital muy recomendable que terminó con la banda desfilando por el patio de butacas y después perseguida, con el tema principal de El Padrino sonando de fondo, por uno de los actores que portaba un arma.

Sitio oficial | Rulo y la Contrabanda
Fotografías | Víctor R. Villar en Flickr

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments