Anuncios

Ryley Walker — Golden Sings That Have Been Sung


Uno cree que llega a conocerse bien del todo, su propia personalidad, sus gustos, sus fobias, hasta que se topa con algo que cambia la concepción que se tiene de uno mismo y a la mierda todo. Pero ahí está lo mejor de la vida, el toparse con esos game-changers y disfrutar de ellos aunque pensaras de antemano que no podrían ser para ti. Hace más de un año, antes de escuchar el Primrose Green (Dead Oceans, 2015) de un tal Ryley Walker que me había presentado Mohorte, pensaba que no podría llegar a volverme loco y miradme ahora donde estoy, listo para hablar de su último disco.

Es cierto que hemos postergado bastante este momento y tiene delito, en mi caso porque he disfrutado muchísimo con Golden Sings That Have Been Sung (Dead Oceans, 2016) desde que se lanzó hasta hoy y aún no me había atrevido a decirlo por aquí, debido un poco a una mezcla de miedos. Primero, miedo a hablar categóricamente sobre un palo que no domino tanto como otros -se pueden contar con los dedos de una mano las veces que hablo de folk en Hipersónica- y, segundo, miedo de no poder contar cosas que estén a la altura de un disco al que notas que tiene algo especial, que sabes que tiene ese algo que otros discos no tienen.

Ryley Walker y la luz del Sol bañando nuestros cuerpos

https://www.youtube.com/embed/55I8CvHH1U4

Ese algo especial que hace que pase de ser un artista muy disfrutable en Primrose Green a ese músico que hay que seguir sí o sí que desprende este nuevo trabajo. No es que haya habido una gran revolución con su sonido, que sigue jugando con las sombras y las luces, con la modernidad y el respeto a los clásicos -basta escuchar unos segundos de una de sus canciones para saber a cuáles-, con ese folk rock exquisito aderezado con ligeras pinceladas de psicodelia suave y jazz melódico.

Al final la clave que me hace conectar un poco más con este Golden Sings That Have Been Sung reside en algo tan particular como imprescindible en este género: pura inspiración. Porque muchas de los toques brillantes del álbum ya estaban también en su predecesor, como esa magia que parece salirle de las manos y se contagia a su guitarra y termina adornando cada esquina de tu habitación cuando suena, pero aquí todo parece conjuntarse mucho mejor, con más sentido y redondeando mejor el resultado.

https://www.youtube.com/embed/6qiNx9THDxE

Todo lo podemos terminar reduciendo al elemento más fundamental del disco: sus canciones. Aquí hay mucho material con el que quedarse maravillado, con el que quedarse hipnotizado en bucle durante mucho tiempo. En mi caso, el tridente formado por el progresivo desarrollo de ‘Sullen Mind’, la delicadeza de ‘I Will Ask You Twice’ y la sobresaliente ‘The Roundabout’ -para mí, una de las canciones del año- supone una de las cimas más magníficas que he tenido la oportunidad de escuchar en 2016, sin desmerecer al resto de temas del disco, que también tienen su buen valor.

No hay lugar a más matices, Golden Sings That Have Been Sung es una maravilla que nadie debe perderse y a la que todos debemos llegar, incluso aunque sea con el año a punto de finalizar. Un disco con tanta magia y con tanta inspiración, con un artista que está justo en ‘ese momento’, merece estar considerado como uno de los mejores del año. Ryley Walker sigue tratando de engañarnos con sus trucos malabares y, cómo no, lo consigue. Así de bueno es.

8.1/10

Anuncios