Esta semana dejamos las bebidas tropicales y nos vamos hasta el frío de Rusia, (o de Suecia si así lo prefieren los más “absolutistas”) tierra famosa entre otras cosas por su vodka. Y nos fijamos en el Destornillador, quizás uno de los cócteles más conocidos en todo el mundo.

Se dice que su nombre se debe a que los operarios del petroleo americanos de los años 50, al prepararse este cóctel y no tener a mano una cucharilla para poder mezclarlo, lo hacían con el destornillador, que era un herramienta que siempre les quedaba más cercana.

Curiosidades aparte, el destornillador es un cóctel de muy fácil preparación y para el que no se necesitan muchos ingredientes. Tan sólo debemos tener a mano un buen vodka, hielo y zumo de naranja (si es natural, mejor que mejor). Y para mezclarlo, tan sólo hay que llenar el vaso de hielo, echar vodka hasta hacer flotar los cubitos, y rellenar el espacio restante del vaso con zumo de naranja. Después sólo quedará moverlo un poco para mezclar bien los ingredientes. Eso si, si preferís hacerlo con una cucharilla o con un destornillador ya queda a vuestra elección. Y ahora, a beber, con moderación, claro, y la semana que viene, ¿más!

En Noctamina | Sábado de cocktails: Mai Tai
Foto | Stuart Webster en Flicker

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments