Esta semana cambiamos de bebida base para elaborar nuestro cocktail, y nos vamos a le escocesa por antonomasia, el whiskey. El combinado de hoy lleva por nombre Rob Roy, como el héroe escocés que Liam Neeson interpretó en su día en el filme del mismo nombre. Su origen se sitúa en New York, alrededor de 1890 y es muy similar al Manhattan, aunque el Rob Roy se prepara con whiskey escocés y el Manhattan se prepara con bourbon.

Su preparación es fácil donde las haya y los ingredientes no son muchos. Tan sólo necesitaremos whiskey escocés, vermouth preferentemente rojo, angostura y por supuesto, hielo. Primero, se llena el vaso de mezclar de hielo, y en él se vierten 2 tercios de whiskey, uno de vermouth y un poquito de angostura (unas gotas deberían bastar). Se agita el vaso de mezclar y se sirve en copas de cocktail, con el toque final de añadir una cereza al marrasquino (lo que viene siendo una guinda de toda la vida, vaya) a cada vaso y listo.

Como variantes encontramos el Perfect Rob Roy, en el que en la parte de vermouth se mezclan a partes iguales la mitad de blanco y de rojo, y el Dry Rob Roy, que lleva vermouth blanco (o seco, que es lo mismo) únicamente.

Un cocktail que disfrutarán sobre todo los amantes del whiskey y que deben aprovechar, ya que los combinados a base de escocés no son muchos. A beber, y la semana que viene, ¡más!

Foto | Stuart Webster en Flicker
En Noctamina | Sábado de coctails: Destornillador

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments