Joaquín Sabina ha sido operado hoy por un «pequeño derrame cerebral» como consecuencia de su caída del escenario en el Wizink Center de Madrid. En un primer momento, cuando Sabina acudió al hospital, no se le observaron daños, pero la situación ha cambiado en las últimas horas.

Al parecer, cuando el cantante cayó del escenario, solamente se percató del dolor en el hombro pero, tras varias horas en observación, los médicos también han detectado un traumatismo cráneoencefálico. Eso le ha acabado provocando un derrame cerebral que ha hecho que lo tengan que operar de urgencia.

El momento de la caída

Según confirmó la discográfica de Sabina, el cantautor se deslumbró con un foco y cayó desde el escenario. En principio, quedó en un susto: acompañado de Serrat, el cantante apareció en silla de ruedas un rato más tarde y trató de tranquilizar al público.

La idea de Serrat y Sabina era repetir el concierto el 22 de mayo, por lo que habían pedido al público que guardase sus entradas.