Anuncios

SALEM — King Night: Hip-Hop y electrónica para quitarse el sombrero

Menudo 2010 que estamos viviendo. Año para recordar con un discazo tras otro. No da tiempo para abarcar todas las novedades interesantes que lo mismo llegan de un sello asentado que salen desde el subsuelo por ciencia infusa, como es el caso de SALEM, aunque IAMSOUND no sea precisamente el ejemplo del underground más idealista (son uno de los brazos de una de las compañías de management más importantes en Estados Unidos, Worlds End Management). Quienes fuesen unos desconocidos para la mayoría hasta hace dos días, hoy son uno de esos grupos molones que acapararán varias de las listas del año.

No es para menos. King Night (2010, IAMSOUND Records) es canela fina. Un discazo ante el cual quitarse el sombrero y no tener miedo a explayarse en elogios. Nuevo Hip-Hop, experimentación bebiendo desde la electrónica y el Shoegaze. Ni 28 minutos, sólo 7 cortes y ya es imparable.

SALEM, tres jóvenes modernos

http://www.youtube.com/v/3IvoN4YUF4o?fs=1&hl=es_ES

SALEM no son nuevos. Llevan desde 2008 publicando referencias. El 7” Yes I Smoke Crack (2008, Acéphale) fue su carta de presentación. Con él ya empezaron a ser la comidilla de quienes tuvieron suerte de descubrirlos en aquel momento. Las revistas de tendencias (Dazed & Confused, NME, XLR8R…) empezaron a mirar hacia Michigan, de donde son, concretamente de Traverse City.

La formación ahora es un trío compuesto por John Holland, cabeza pensante, productor y vocalista, que en 2006 empezó con este proyecto en solitario, al que después se unieron en 2007 Heather Marlatt y Jack Donoghue. Tras varios singles y EP llegó la oportunidad del álbum con el que dejar con el culo partido a unos cuantos.

King Night, una verdadera mina antipersona

http://www.youtube.com/v/27pRb5gtb6w?fs=1&hl=es_ES

Al comienzo SALEM sitúan una obertura falsa con la que muestran lo que nos vamos a encontrar más tarde. Capas de distorsión Shoegaze de cinco kilómetros de grosor, más densas de lo que te puedes imaginar de primeras tras ver una cruz con la sábana santa de Cristo. Tras esta dosis de épica llega ‘Asia’, el lado más macarra del trío estadounidense. Un tema donde un martillo parece colisionar contra el altavoz mientras de fondo las cuerdas rebajan la pesadumbre sonora.

Este ambiente asfixiante va a continuar hasta el final. ‘Frost’, una de las cinco canciones ya publicadas y rescatadas para el álbum, parece pensada por algún proyecto escandinavo con la presencia de una Fever Ray chamánica detrás. En ‘Sick’ aparece el Hip-Hop aunado con la electrónica. Un fraseo pausado, pastoso, que juega con el intercambio femenino para oxigenar el resultado. Modeselektor a su lado se quedan lejos a la hora de unir ambos estilos con dureza. Aún así, la parte Glitch se queda en SALEM, para quienes se está empezando a usar el término “Drag” o “Screw”. Tempos muy lentos, ambientes oscuros propios de la escena Darkwave, atmósferas de ruido y las habituales cajas de ritmo del Hip-Hop.

Release Da Boar’ es el corte más ambiental que incluyen en el álbum. Justo antes de llegar a ‘Trapdoor’, la continuación de lo que podría haber sido el segundo álbum de Kode9 de haber seguido con The Spaceape en largo tras Memories Of The Future (2006, Hyperdub Records). Deep Dubstep con los bajos del Dub aún más profundos si cabe. ‘Redlights’ nos cierra la puerta con más beats lentos y la voz de Heather Marlatt actuando en forma de soma. Una puerta oscura, pesada la primera vez que toca abrirla pero que esconde un disco del cual sigo pensando lo mismo que la primera vez que lo escuché: la hostia.

Tracklist de King Night de SALEM

* 1. King Night
* 2. Asia
* 3. Frost
* 4. Sick
* 5. Release Da Boar
* 6. Trapdoor
* 7. Redlights
[[gallery: salem-king-night-hip-hop-y-electronica-para-quitarse-el-sombrero]]

Sitio Oficial | SALEM

Anuncios