Santana — Guitar Heaven: la pérdida de pasión del alma de la guitarra

By
0 0 0 No comments

Yo no sé si Santana se esperaba el petardazo que iba a pegar Supernatural cuando lo puso en la calle, pero sí parece claro que desde entonces, su principal objetivo creativo ha sido crear una réplica de esa fórmula que vuelva a funcionar tan bien. La consecuencia de esta conservadora actitud ha sido una progresiva caída de la inspiración en sus lanzamientos desde aquel super ventas de finales de los 90, la cual podría llevarle de nuevo a ese plano secundario al que ya se vio relegado una vez.

La hora más baja en esta constante pérdida de frescura de sus álbumes se encuentra en Guitar Heaven, donde no sólo vuelve a fichar artistas más o menos famosos de toda clase de estilos para apoyar sus grabaciones, sino que directamente se ha tirado a las versiones de temas clásicos para arriesgar lo mínimo posible. ¿Se trata de la muestra más evidente de su falta de ideas? (comprensible por otro lado si tenemos en cuenta los años que lleva en esto de la música) ¿O estamos ante una situación puntual de la que el mexicano podrá levantarse?

Alguno podría decirme que este caso le recuerda ligeramente al que comentábamos el otro día de Johnny Cash, pero allí donde el Hombre de negro triunfaba aportando personalidad y fuerza a las versiones, Santana fracasa estrepitosamente al desdibujarlas o, en el mejor de los casos, dejarlas casi igual que estaban. Vale, no todo es malo en este recién editado LP, pero es mucho más lo prescindible que lo salvable en el mismo.

A poco riesgo, poca ganancia

http://www.youtube.com/v/z6_aD1P-z2A?fs=1&hl=es_ES

Como ya digo esta primera muestra suena muy bien, pero es también una demostración de lo ramplón que va a ser todo a partir de ahora, ya que el guitarrista se tira descaradamente a por canciones demasiado fáciles, famosísimas todas ellas, quizás demasiado como para que haya hueco para la sorpresa. A los ya mencionados Led Zeppelin se suman también ejemplos como Jimi Hendrix, The Beatles, AC/DC, Cream o Deep Purple, y todos ellos con sus canciones más evidentes, lo que convierte a este disco en una apuesta por lo sencillo y lo directo, una clara carencia de ambición que se deja notar en muchos otros factores.

Por terminar con los elementos positivos del conjunto, funciona también sin demasiados excesos ‘Sunshine of Your Love’ junto a Rob Thomas, vocalista de Matchbox Twenty, y la marcha que se le saca a ‘Bang a Gong’ a pesar de lo soso que es Gavin Rossdale de Bush al micro. No le sale tampoco mal lo de fichar a Scott Weiland de Stone Temple Pilots para revivir junto a él ‘Can’t You Hear Me Knocking’, pero en ninguno de estos casos esperéis covers que os hagan vibrar o ver estas canciones tan famosas con nuevos ojos, porque poco o nada les aporta Santana como aderezo.

Cómo echar por tierra grandes canciones

http://www.youtube.com/v/wQbP6lIlC6I?fs=1&hl=es_ES

Falla la nueva orientación que se le da a los clásicos, y falla también en muchos casos la inapropiada elección de acompañantes, como ocurre con lo desubicado que está Chester Bennington de Linkin Park cantando ‘Riders of the Storm’, o el poco provecho que se le saca a Joe Cocker en ‘Little Wing’. Todo ello hace de Guitar Heaven un disco absolutamente insulso, con momentos contados que rozan el absurdo y muy poco material capaz de estar por encima del listón de aprobado, en el que vemos al Santana menos apasionado e interesado por sus canciones en mucho tiempo. Su carrera pide a gritos que deje de intentar revivir la fórmula de Supernatural y se atreva con cosas nuevas.

Sitio oficial | Santana

Desde 2006, sin criterio alguno. Puedes contactar con nosotros en prensa@hipersonica.com.