“Santigold” src=”http://img.hipersonica.com/2012/07/SantiKeep.jpg" class=”centro” />

El último disco de Santigold ha sido una de las cimas de este 2012. Master of my Make-Believe es su segundo trabajo pero no adolece de ninguno de los fallos que solemos encontrar en las confirmaciones. Condicionada por un tiempo convulso, su tracklist brilla retratando la situación social de los últimos tres años en Occidente como pocos han sabido hacerlo, pero sin caer en el sermón ni en la demagogia barata a las que nos tienen acostumbrados los bombardeos diarios.

Sus dos primeros singles han sido elegidos con mucha mano izquierda, y son dos de los cortes más logrados del álbum. Primero llegó ‘Big Mouth’, dedicada con amor y cariño a todos aquellos que, según la propia Santi White, se están lucrando haciendo mierda. Pero este aperitivo dejó paso a una de las canciones del año y al mejor tema del disco, ‘Disparate Youth’, una magnífica oda a una juventud descolocada y recalcitrante. Absolutamente sensacional.

El tercer single elegido de Master of my Make-Believe es ‘The Keepers’, una mirada más a la podredumbre de la sociedad occidental que, como bien dice la letra, duerme mientras la casa se incendia. El contraste entre la dureza de sus palabras con el rollito juvenil, alegre y casi naïve de la instrumentación es total.

El vídeo de ‘The Keepers’ recurre al paralelo de los años cincuenta, a la prototípica familia que esconde la mierda bajo la alfombra mientras cierra los ojos a las bofetadas que le propina el presente. Ha sido dirigido por la propia Santigold con la colaboración de Nabil Elderkin, habitual de Frank Ocean y Kanye West.

Vídeo | Youtube

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments