La implosión que acabó con Surfin’ Bichos dio origen, como un Big Bang íntimo, a un buen número de bandas y ramificaciones. 15 años después, aún se nota todo aquello y un nombre fundamental en la saga, Carlos Cuevas, renace en Segunda Vedette, nueva etapa de la franquicia de las voces en susurro.

Moonpalace Records edita el primer EP de Segunda Vedette. Lo mima como siempre, con una de sus presentaciones de lujo manual, y lo que contiene el disco va muy en la línea de lo que presenta el multinacional sello mínimo comandado por Juanra. Atmósferas íntimas, que bordean las fronteras de lo experimental, pero que no pierden de vista el pop.

A Cuevas, en concreto, se le nota que su mano tenía mucha presencia en Mercromina y Segunda Vedette suena como si a aquellos les hubiese dado por ser más y más elípticos y más y más ariscos.

http://www.youtube.com/v/YgD9oM4rZeg?fs=1&hl=es_ES

Éste es el mejor tema y la línea general es notable. Se le pueden achacar problemas a determinados momentos del ep: lo derivativo de algunas zonas grises del minutaje, lo mucho que Cuevas sigue anclado en el universo albaceteño (aunque no tengo muy claro si esto es un defecto), determinados excesos en las letras…

Sin embargo, como (re)debut, la promesa de Cuevas y Segunda Vedette es interesante y, a día de hoy, su talento parece brillar más que el de Joaquín Pascual (con un tropezón en su último disco) o el de Fernando Alfaro (al menos, hasta que reaparezca en formato disco y nos volvamos a llevar todos una alegría).

Por lo demás, si ya eres confeso del clan, ¿a qué esperas? Y si no, yo creo que va siendo hora de hacer una buena inmersión en una de las genealogías más brillantes de la música nacional.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments