Anuncios

Sharon Van Etten — I Don’t Want To Let You Down EP

El año pasado, en el que fue su cuarto álbum de estudio, Sharon Van Etten nos dejó a todos sin palabras. Are We There fue, es, un trabajo brutal y melancólico. Once temas que se movían en los tiempos lentos en los que Van Etten ya se está volviendo insuperable, con potentes melodías al piano y guitarras ligeras que acompañaban las narraciones de los momentos más importantes de una relación sentimental que logró mantenerse viva durante diez años, pero que conoció su final cuando Sharon inclinó la balanza hacia su carrera artística. Fue difícil mantener el equilibrio, pero tomó su decisión, esa que quizás haya ayudado a que ahora esté donde está, cumpliendo su propósito, encontrando su lugar en el mundo.

Un año después, este EP que llega de la mano de Jagjaguwar muestra que sus heridas aún se están curando. Con la franqueza devastadora que siempre la acompaña en sus letras, Sharon nos ofrece cinco nuevos temas con los que cubre un suelo ya conocido, pero que van más allá de ser simples descartes de Are We There, pues toda su música ahora se ha vuelto esencial, sin importar el paquete en el que nos la entregue.

Uno de los pocos temas que ya habíamos podido escuchar hace unos meses, ‘I Don’t Want To Let You Down’, gracias a la visita de Sharon y su banda a un conocido programa de televisión americano, abre y da nombre al EP. Será ésta una de las canciones más animadas que le escuchemos, pero todavía sin abandonar los estribillos honestos y los crescendos emotivos para dirigirse a esa persona por la que todavía te preocupas pero con la que ya no hablas. El piano y un cálido acompañamiento de cuerdas consiguen hacer del siguiente corte, ‘Just Like Blood’, uno de los más bellos. El pico inequívoco de grandeza, al explorar el poder y la vulnerabilidad, la dependencia y la independencia conjugando frases entrecortadas y falsetes que convierten, una vez más, a la voz de Sharon en el centro de atención.

En ‘I Always Fall Apart’, una delicada balada al piano, continúa el camino que tan bien empezó en Are We There con temas como ‘I Love You But I’m Lost’ mientras se desmorona a la vez que se libera de una situación que la ha mantenido entre la espada y la pared en los útlimos años.

It’s not my fault
It’s just my flaw
It’s who I am

También hay hueco para antiguos temas que aún no habían salido a la luz, como ‘Pay My Debts’. Una de sus primeras composiciones tras el éxito de Tramp, disco que le permitió hacer exactamente eso, pagar sus primeras deudas y tener su propia casa. Pero en todo el proceso que la ha llevado a donde está ahora, las cosas se han vuelto más complejas, y la canción pedía en este instante otro significado, con sonidos sintéticos más profundos y oscuros, porque ahora la mayor deuda que paga al volver a casa es darse cuenta de que la vida continúa para todos los que ella deja atrás durante meses.

7.6/10

El EP cierra con la energía y el movimiento de un tema grabado en directo con su banda en uno de los conciertos de la gira de Are We There. Sharon ha encontrado por fin el hueco para el viejo ‘Tell me’, un descarte de Tramp, justo en el momento en el que esas palabras que canta suenan más ciertas que nunca: Sometimes I don’t think about you / Sometimes I live my own life. Clara y devastadora, abre las puertas a un nuevo capítulo en el que solo hay hueco para momentos y personas que la dejarán crecer como artista, más segura que nunca de sus palabras y de su fuerza como compositora.

Anuncios