Entre tanto intento por sonar lo más nuevo posible siempre hay un artista que vuelve a los orígenes y nos trae consigo un recuerdo a un buen momento pasado. Shed es el último de los más destacados que han echado la vista atrás y se han encontrado de lleno con el Techno de Detroit y el europeo para su nuevo álbum, The Traveller (2010, Ostgut Ton).

Shed ha firmado uno de los trabajos que más expectación está logrando suscitar entre el público y la crítica y eso que acaba de salir publicado en agosto, distribuido por Kompakt. La verdad es que se merece los elogios porque transmite con buen gusto la esencia de este estilo.

Shed, Techno con trayectoria

http://www.youtube.com/v/Xf1tIa0BiJA?fs=1&hl=es_ES

Tras el pseudónimo de Shed se esconde René Pawlowitz, productor alemán que lleva en esto de la música desde comienzos de la primera década del 2000 cuando empezó a elaborar sus primeros temas. Ya en 2004 empezó más en serio bajo su propio sello, Soloaction Records donde Red Planet Express EP (2004) nos dio a conocer a un productor a tener muy en cuenta.

Ya en 2008 se atrevió con el formato en largo bajo el sello Ostgut Ton, con quienes ahora repite. Shedding The Past era (y sigue siéndolo) una maravilla para a quienes nos gusta el Techno. La continuación no se queda atrás y sigue maravillando.

The Traveller, un viaje sin salir de casa

http://www.youtube.com/v/iNeJ4Lj82PI?fs=1&hl=es_ES

El Techno surgió en Detroit y en la ex ciudad del motor nos encontramos a varias de las referencias que tiene Shed en su música. Uno de los productores de la primera hornada, Derrick May, aparece con tanta fuerza como quien inspiró a éste bajo un programa de radio, Jeff Mills. Dos nombres que en The Traveller Shed mira de frente y sin ningún miedo. Pese a todo, Shed prefiere los 90 y la visión europea de dicho Techno con la época dorada de Warp, entre otros sellos. Además podemos encontrar cercanías al estallido del Drum & Bass y de un contemporáneo suyo que ya firmó temas así bajo nombres como Basic Channel o Maurizio. Sí, de nuevo Moritz von Oswald (el omnipresente).

Es ese Techno sideral sin aceleración ninguna. Pausado, que se toma las cosas con calma y orientado más al público de habitación que al de pista de baile, como en el vinilo viene explicado. De ahí que los comienzos vayan en la mayor parte de las ocasiones con crescendos hasta que entra lo bueno, hasta que los bajos oscuros y crudos golpean contra el altavoz. Una visión del Robert Hood más minimalista sin tanta dureza.

The Traveller consigue llevar el Dub del Techno en todo el disco a otro lugar que no se encuentra a nuestro alcance. Espacio exterior, imaginación, lo que quieras, pero fuera de nuestras fronteras. Catorce cortes de los que no merece la pena seleccionar ninguno porque sería romper el planteamiento tan estudiado del formato álbum. Entero y del tirón. Otra joya. 
[[gallery: shed-the-traveller-un-album-de-techno-enorme]]

Sitio Oficial | Shed

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments