“Disaster Girl” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/disastergirl.jpg" class=”centro” />

Lo sabemos: el ritmo del hype obliga a que si no das tu opinión sobre un disco media hora después de que se haya filtrado (da igual que dure 80 minutos), eres irrelevante. Y, además, hay que hacer muchas listas y tener muy claro desde el mes de enero cuáles van a ser los discos del año. Hipersónica, sección ayuda emocional para melómanos con síndrome de diógenes digital, quiere daros las pistas definitivas: id apuntando estas como canciones del año (de momento, para mí lo son de este comienzo de primavera).

The Pharmacy — ‘Josephine (Portland Version)’ / ‘Pines’

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/album=296887244/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

The Pharmacy son de Washington, pero viven en Seattle. Son Children of Nuggets, si no fuera porque ese recopilatorio salió ya hace un buen puñado de años y, en realidad, ya serían Grandchildren of Nuggets. Son un dúo/trío (según les dé) a los que Kimya Dawson quiso como teloneros cuando no tenían más que un CD-R y un single autoeditado y que también han salido con otros de mis favoritos como Japanther o Vivian Girls.

Llevan desde 2002 sacando discos de psicodelia garagera y aunque la canción con la que empezaron arrasando (es un decir) en este 2012 sea ‘Pines‘, de su EP Dig Your Grave, la que me tiene encantado estos días es ‘Josephine (Portland Version)‘, del disco que publican con Seayou Records el próximo mes de mayo.

House of Wolves — ‘50s’

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=2038643974/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

Ya comentábamos en la crítica de Fold In The Wind que al señor Rey Villalobos era el epítome del romanticismo, al menos en lo que llevamos de año. Y que abrir un disco pidiendo que te besen como si estuviéramos en los 50 para luego asegurar que está hablando del lado amargo de la vida dice mucho del presente, del pasado y del futuro.

Y el de House of Wolves, editado por Moonpalace, es uno de los discos más bonitos de un año terriblemente feo, así que vosotros veréis si no os hace falta un buen refugio.

Grave Babies — ‘Nightmare’

SoundCloud Widget

Quitando que el mundo pueda haberse cansado del regreso de las canciones que suenan a ratonera, a mí me cuesta sacarme de la cabeza el mal rollo juerguista con el que parecen vivir Grave Babies. Que eso ya lo hacen mejor nuestros Kokoshca, desde luego, pero con ‘Nightmare’ me pasa que justo en el segundo en que estoy empezando a pensar “vaya mierda, otro clon más” suena algo que me hace cambiar de idea.

Su nuevo EP de canciones sobre tumbas y cosas góticas tocadas como si habláramos de golosinas salió hace unos días con Hardly Art.

Lidia Damunt — Somos islas mágicas

SoundCloud Widget

Tenemos casi lista la crítica de Vigila el Fuego, el tercer disco de Lidia Damunt. Pero lo que no podemos negar ya es que ‘Somos islas mágicas’ nos ha enganchado de manera absoluta. Parecía difícil que lo que habían comenzado Hidrogenesse y Lidia en un concierto común en el Primavera Sound pudiera llegar a concretarse en un disco que, por un lado, va totalmente en línea con lo que ha hecho Lidia hasta ahora y, por otro, deja bien claro que había necesidad de hacerlo de manera distinta.

No le hagáis caso a Lidia: A tirar de este hilo, algo hay que esforzarse, hombre; hay sitios en los que vais a estar mejor. Somos, somos, somos islas mágicas.

Kelley Stoltz — ‘Marcy’

¿No os pasa, con determinados cantantes, que en cuanto empiezan a sonar, a cantar, os convertís en sus esclavos (John Romero lo diría de otra manera)? A mí esto me pasa con gente como Ted Leo o Kelley Stoltz, que además sé que está considerado como poco más que un revivalista pero, oigan, que me toca la fibra casi siempre con su modo hombre-orquesta.

Marcy‘ es la dulzona cara b del single ‘Two Imaginary Girls’, editado por Les Disques Steak. En la cara A quien vive es la nuevaolera ‘Caroline‘. Oh, Caroline, sí.

Young Prisms — ‘Four Hours (Away)’

SoundCloud Widget

Otra cosa que me ocurre a menudo con las canciones que me gustan que a veces tengo la sensación de estar continuamente buscando en otras el encanto de las primeras que me encantaron en mi vida. Algo así como si hubiese un núcleo de 20/30 canciones que me lo dicen todo y, a partir de ahí, llegasen las demás.

La única que hasta el momento me convence del todo de lo que hacen Young Prisms es ‘Four Hours (Away)‘. Y en el LinkedIn de mis obsesiones musicales, llega conectada con ‘Sleepwalk‘, o eso es lo que dice mi cabeza. Sólo que mi cabeza tiende a mentir.

Ty Segall & White Fence — ‘Crybaby’

Ty Segall se ha propuesto hacer, en el comienzo de 2012, algo menos volátil que sus discos con Sic Alps. Y para ello ha escogido en Hair, su nuevo disco, a White Fence como banda de compañía, supuestamente los que deberían bajarle los pies a la tierra. De esa lucha nació la alabada ‘I Am Not A Game‘, pero es a mí es ‘Crybaby‘ la que me pirra.

Y, además, cuando escucho como empieza llorando y como acaba gritando, echo mucho de menos a Josetxo, de Los Bichos, y me entran las ganas inmensas de volver a oír sus canciones.

The Shins — ‘Simple Song’

SoundCloud Widget

Bueno, ésta es una explicación simple.

Más en Hipersónica | Cinco grupos de aquí a los que deberías estar haciendo caso

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments