Lo más probable es que todos los seguidores de Wilco ya tengan este disco más que oído, pues la banda no se ha cortado lo más mínimo a la hora de ofrecerlo para escuchar en streaming desde su web, e incluso manifestar de forma abierta que no les importaba que fuese descargado por quien lo desease. Pero a pesar de que parezca que el álbum lleve ya mucho entre nosotros, lo cierto es que su lanzamiento oficial no se produce hasta esta semana, así que éste es el momento de realizar el análisis del mismo.

Con este Sky Blue Sky, la banda americana recupera sus sonidos más melódicos y tranquilos, en contraposición a su anterior disco, el eléctrico A Ghost is Born, conformando un trabajo que es pura poesía sonora, tan minimalista y bello como su portada. Composiciones muy sencillas, apoyadas en guitarras acústicas, piano y la inconfundible voz de Jeff Tweedy.

Sin ninguna virguería técnica, sin nada verdaderamente innovador, sin romper molde alguno, pero tocando directamente la fibra más sensible. Canción tras canción, se irá abriendo a nuestros oídos un disco que destila armonía por los cuatro costados, de ésos que te dejan con una sonrisa de oreja a oreja cuando has terminado de oírlo. ¿Se nota lo mucho que me ha gustado? Y es que álbumes como éste están por encima de géneros y estilos.

Temas más moviditos como Shake It Off, que se alternan con otros más pausados como Leave Me (Like You Found Me), y en general unas cuantas piezas con capacidad de convertirse en verdaderos inolvidables, como On and On o Impossible Germany, dando como resultado uno de esos compactos que me atrevería a recomendar a prácticamente cualquier persona que ame la buena música. ¿Crees que eres de ésos? Pues adelante con él.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments