Sky Ferreira — Night Time, My Time

By
0 0 0 No comments

“Sky_Ferreira_Night_Time_My_Time” src=”http://img.hipersonica.com/2013/12/Sky_Ferreira_Night-Time_My_Time.jpg" class=”centro_sinmarco” />

Se ha hecho de rogar, pero al final ha llegado. Casi lo mismo que nuestra crítica, pero, tanto ésta como el debut en formato largo de Sky Ferreira son ya una realidad. Bajo el título de Night Time, My Time, envuelto en sonido retro y arropado por unas críticas bastante buenas llega este primer disco de la americana.

Envuelto en eso y en un debate sobre si la imagen rebelde de esta chica es real o es algo impostado. A nosotros nos da igual, la verdad. Lo importante está en los 12 temas que contiene este debut y que, realmente y tras unas cuantas escuchas dejan buenas sensaciones.

Sky Ferreira, entre la rebeldía y el miedo a la vida real

Si bien en sus comienzos, en los EPs que han precedido a Night Time, My Time, Sky Ferreira nos mostraba su cara más synth pop, esa que se miraba más en los hits de los 80 firmados por gente como Blondie o Cindy Lauper, para esta nueva etapa que tanto le ha costado dar a luz, entre otras cosas por la desconfianza de su discográfica, la cantante ha querido mezclar esa faceta con la de la rebeldía de la que tanto se habla, ensuciando su sonido con influencias del grunge de los 90.

El resultado es un disco consistente, que se disfruta de principio a fin, con poco relleno y que nos muestra todas las caras de la exmodelo; desde la rebelde que se plasma en las guitarras y la cruz sobre su pecho de la portada, a la dulce y asustada niña que se ve en la misma imagen, esa que se muestra desnuda, tal y como es.

Así que los que disfrutaran la dulzura de temas como ‘Everything Is Embarrassing’ (Youtube) no tienen que salir huyendo, que ese sonido sigue presente, aunque hay cosas nuevas en Night Time, My Time que muestran a Ferreira como una artista más polivalente de lo que pensamos en un primer momento.

Nada más comenzar, ‘Boys’ nos enseña esa mezcla, la dulzura pop de antes junto al sonido sucio de las guitarras y la electrónica a lo Garbage, con letra ingenua para redondear la maniobra. ‘Ain’t Your Right’ también nos llega sobrecargada de arreglos synth, algo más limpia aunque lo que realmente destaca en ella sin ser uno de los mejores temas del disco es ese sonido más divertido y festivo; sonido que se repite en varios de los cortes del Night Time, My Time.

Night Time, My Time: sintes ochenteros y guitarras de los 90

’24 Hours’ bien podría haber sido un tema de una Katy Perry en versión 80’s, aunque en este caso nos sirve para ver que Sky Ferreira se maneja a la perfección creando también melodías, aunque la melodía pronto se disipa en el sonido otra vez sucio y agresivo de ‘Nobody Asked Me (If I Was Okay)’.

Los aires retro siguen ahí en ‘I Blame Myself’, un medio tiempo de lo mejor que encontramos en el disco, que parece inspirarse en la Madonna de los primeros tiempos, destacando una vez más por la melodía, pero sobre todo por esa letra, mezcla entre inocencia e ingenuidad de una Sky llena de remordimientos… y es que, por si a alguien se le olvida, tiene tan sólo 21 años.

Más aburrida, por repetitiva, es ‘Omanko’ aunque vuelve a poner sobre la mesa el gusto por la polémica y el cultivo de la imagen rebelde que tanto gusta a Sky, porque, para los no iniciados en el idioma de los kanjis, omanko significa vagina en japonés y otros botones de muestra son es Japanese Jesus por el que suspira en la canción.

El primer single tarda en llegar, pero destaca cuando lo hace. ‘You’re Not The One’, que, aunque mantenía el tono ochentero, nos ponía sobre aviso de los posibles cambios en el estilo de la cantante, ha demostrado que encaja perfectamente dentro del disco incluso pareciendo tanto una versión con más guitarras de Cindy Lauper.

‘Heavy Metal Heart’ vuelve a pecar de repetitividad, aunque con sus toques rockeros queda muy por encima de ‘Omanko’, como también pasa en la más divertida y sucia ‘Kristine’, otra de las prescindibles.

En la línea del primer single o de ‘Nobody Asked Me…’, ‘I Will’ parece llamada a ser single, con una melodía clara, un estribillo pegadizo y de nuevo esa mezcla entre rabiosas guitarras y sintetizadores que no deja claro si colocar el tema en el synth pop o en el rock más suave. Otro de los momentos destacables, sin duda.

Y para cerrar, ‘Love In Stereo’ con ese lado ingenuo y adolescente, centrado en las melodías dulces y suaves que se intercalaban, sobre todo en la primera parte del disco, contrasta enormemente con la enigmática canción que da título al disco, ‘Night Time, My Time’, en la que crece y crece la tensión hasta terminar en una orgía de sonidos discordantes.

NOMBRE DE GRUPO — NOMBRE DE DISCO

La verdad es que, como debut, Sky Ferreira no podía habernos dado un disco más sólido. Se aleja de la fórmula fácil, la de los hits de radio, aunque algunos de sus temas bien podrían serlo, y nos muestra una moneda con dos caras. Por un lado la de una chica recién salida de la adolescencia, que nos deja letras demasiado ñoñas en algunos momentos y melodías limpias y pegadizas y por otro, y haciendo un fuerte contraste, la de una chica que entra en el mundo adulto pisando fuerte y con ganas de comerse el mundo; agresiva y rockera, y con letras mucho más rebeldes, que apoyan esa imagen. Lo único malo es no saber cual de las dos caras creerte; cuál elegir.

01. Boys
02. Ain’t Your Right
03. 24 Hours
04. Nobody Asked Me (If I Was Okay)
05. I Blame Myself
06. Omanko
07. You’re Not the One
08. Heavy Metal Heart
09. Kristine
10. I Will
11. Love in Stereo
12. Night Time, My Time

Lo mejor

  • Las melodías, por lo general muy claras y pegadizas
  • La mezcla entre pop y rock grunge, que extrañamente funciona
  • ‘I Will’, ’24 Hours’, ‘I Blame Myself’

Lo peor

  • Letras demasiado infantiles en algunos momentos
  • Demasiado empeño en hacernos creer que es una rebelde
  • ‘Omanko’, ‘Kristine’

En Hipersónica | Vampire Weekend no decepcionan con el vídeo de ‘Diane Young’: locura en la última cena

Desde 2006, sin criterio alguno. Puedes contactar con nosotros en prensa@hipersonica.com.