Hay pocas agrupaciones actualmente como Solefald, tanto a nivel creativo como en libertad de acción. Hemos hablado mucho de todo lo lejos que es capaz de llegar el metal actualmente, sobre todo el metal extremo, y este dúo noruego es una de esas bandas capaces de llevarlo a límites insospechados, sin presión alguna sobre lo que puedan decir sobre ellos y con la única motivación de volar tan lejos como sus ambiciosas mentes les permitan.

Ellos mismos han forjado una sólida trayectoria dentro la faceta más Avant-Garde del metal extremo, también como una de las formaciones más notables de un país tan rico musicalmente como es Noruega. La asociación de Cornelius y Lazare ha buscado miles de manera de enriquecer el género pesado, dejando además brillantes resultados como In Harmonia Universali (Century Media, 2003) o su díptico de An Icelandic Odyssey, compuesto por Red for Fire (Season of Mist, 2005) y Black for Death (Season of Mist, 2006), sin dejar de lado obras como su esquizofrénico Norrøn Livskunst (Indie Recordings, 2010).

Solefald volviendo a derribar barreras en su música

A principios de años los situé en mi lista de discos más esperados del año, a pesar de que no había certeza absoluta de si el esperado Kosmopolis vería la luz este mismo año, ya que en principio se esperaba para 2013. Finalmente los noruegos han cumplido, y encima con creces dado que, además de su futuro disco de larga duración que será publicado en 2015, han creado también un EP con diversos cortes que se han quedado fuera y que ya podemos escuchar, Norrønasongen: Kosmopolis Nord (Indie Recordings, 2014).

Cornelius y Lazare plantean este disco como una oportunidad para experimentar aún más y tirarse a la piscina de cabeza y sin bañador

Tiene toda la pinta de que Cornelius y Lazare se han planteado este lanzamiento como una oportunidad para experimentar aún más y tirarse a la piscina de cabeza y sin bañador. No esperéis metal en este lanzamiento porque aquí casi ni aparece (tenemos algunas guitarras en ‘Norronaprogen’). Quién toma el protagonismo son un sonido propiamente folklórico de su tierra y mucha electrónica bizarra y experimental. Elementos que de vez en cuando chocan fuertemente y el resultado generado descoloca bastante más de lo habitual en estos músicos.

5.6/10

Sin terminar de tener claro si este experimento representará el camino que nos deparará Solefald de aquí en adelante (o al menos en la segunda parte, porque esta banda no tiene a estancarse nunca), siento que no termina de cuajar lo suficiente para ser un trabajo memorable dentro de su discografía. El cambio sonoro es radical, y muy extraño, pero el problema no está ahí (nunca está en ese hecho) sino en que no han conseguido imprimir ese toque especial y sublime que nos volvía locos en otros lanzamientos, aparte de andar falto de momentos memorables o que nos vuelen realmente la cabeza. Sin embargo, la cosa se medio sostiene y no menoscaba mi confianza en estos músicos, cuyos movimientos seguirán siendo de mi interés en el futuro, sobre todo de cara a su nuevo disco con todas las de la ley.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments