“Solyst — Lead” src=”http://img.hipersonica.com/2013/11/solyst-lead.jpg" class=”centro” />

Sølyst es el proyecto personal de Thomas Klein, batería de Kreidler desde hace más de tres lustros, del que acaba de salir, vía Bureau B, su segundo larga duración. Lead nos ofrece una apasionante aventura a través de diez cortes de lo que el mismo ha definido como Tribal Kraut Dub. Can como referencia, algo más que evidente para quienes sean apasionados de la carrera del combo germano, pero también un complejo entramado de percusiones inquietantes y orgánicas, sintetizadores y bajos que remiten a planetas lejanos y una cualidad inusual para generar melodías muy simples pero efectivas.

Lead, Can como referencia

Thomas Klein figura por propio derecho en el Olimpo de los percusionistas krautrock, al lado de popes como Jaki Liebezeit (Can), Mani Neumeier (Guru Guru) o Klaus Dinger (Neu!), y en Lead ha creado una perfecta sintonía para una nueva saga de películas sci-fi.

Sin embargo Lead no es krautrock, aunque hay krautrock en su genoma, es narcosis sónica, es ambient y dub, el tema 6, ‘Melancholia’, nos inclina a pensar en este último subestilo, y con referencias en los primeros Boards of Canada, escúchese ‘Schnee’, Sun Electric, The Orb o los propios Kreidler.

Música tribal para astronautas he leído en algún sitio que es lo que hace Sølyst, una etiqueta de la que al final de esos cuarenta y siete minutos que dura Lead consigue zafarse. No hay estructuras complejas, interminables capas de sonidos, todo aquí tiende hacia la síntesis. Música de vanguardia muy sintética y minimalista como el techno experimental que es ‘Pierbourg’.

‘Polar’ nos introduce en terrenos tan gélidos como las profundidades de la Antártida en los que también hay vida manifestada por esos burbujeantes sintetizadores, mientras que ‘Euphorica’ sería perfecta como sintonía para un viaje alrededor de la Tierra. Y ‘Glass Danger’ es avant-garde meets ritual tribal.

‘Lead’, corte que da título al disco, podría ser el título de cierre para un capítulo de Generación Alien y sus historias sobre los alienígenas ancestrales. La danza tribal persiste en ‘Magellan’ donde uno acaba si se descuida moviendo espasmódicamente el cuerpo cuando la máquina está bien engrasada. Sølyst enlaza en ‘Melancholia’ con el tema de apertura, expandiendo los territorios desolados y minimalistas de aquél. Mientras que el sintetismo de ‘Spiegel’ contrasta con ese ritual abstracto de ‘Kristall’ o la melodía amable y embaucadora de ‘Euphorica’.

Sølyst — Lead

El segundo álbum del batería de Kreidler, Thomas Klein, bajo el nombre de Sølyst supone una aventura hipnótica e iniciática a base de sintetizadores UFO, líneas de bajo intrincadas y percusiones orgánicas con Can en el visor pero dando forma a un sonido que el llama Tribal Kraut Dub.

* 01. Pierbourg
* 02. Glass Danger
* 03. Polar
* 04. Lead
* 05. Magellan
* 06. Melancholia
* 07. Spiegel
* 08. Kristall
* 09. Euphorica
* 10. Schnee

Lo mejor

  • Esa capacidad de combinar con éxito electrónica y percusión orgánica
  • Los distintos ambientes que crea en cada corte
  • Enseguida entras en materia
  • Una portada inquietante

Lo peor

  • Las referencias siguen visibles
  • Falta un libreto explicativo de los temas
  • ¿Tribal Kraut Dub?

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments