Somali Yacht Club — The Sun

Está la cosa complicada en Ucrania, imagino que eso no hace falta ni que os lo explique. Podría uno pensar que no son tiempos para hablar de escena musical en un país profundamente fracturado y pendiente de cuestiones mucho más imperativas, pero la hay y debe ser considerada como una mínima vía de normalización en la zona. Así lo pretenden demostrar Somali Yacht Club con su álbum debut, The Sun (2014, Transubstans Records), que se pone a la venta este mismo mes con el objetivo de que otro tipo de noticias salgan de este castigado territorio.

Ayuda a entender la situación del trío conocer su ciudad de origen, Leópolis, la que fuera capital de la antigua región de Galitzia, situada en el área más occidental de Ucrania y por tanto mucho más cercana a la mentalidad europea que a la rusa. No es de extrañar por tanto que sus ciudadanos fueran de los más activos durante la Revolución naranja de 2004 y más recientemente en las revueltas del Euromaidán contra Yanukóvich. Con una notable tradición cultural, Leópolis ha sido cuna de numerosos músicos de corte clásico y moderno, una lista a la que vienen a unirse con fuerza Somali Yacht Club.

Los ingredientes de la receta para este The Sun están muy claros: stoner contundente, de la vieja escuela, con la inevitable ración de psicodelia y potenciado todo con riffs que llevan el ambiente al terreno del doom metal. Todo esto ya lo pudimos escuchar en su primer EP, Sandsongs (2011, auto editado), donde ponían claramente su mirada en los ritmos desérticos norteamericanos, pero tres años después la propuesta suena mucho más depurada, gracias a unas bases más sólidas y a una producción que saca lo mejor del trío ucraniano.

Somali Yacht Club sorprenden al llevar un pedacito del desierto estadounidense hasta Ucrania para hacerlo suyo

No es complicado reconocer a sus referentes: la introducción de ‘Up In The Sky’ es descaradamente Earth, aunque de más fácil digestión, ‘Sun’ muestra desviaciones al estilo de los Monster Magnet más espaciales, ‘Loom’ parece querer arrancar (aunque se resiste) hacia una tormenta de arena como la de Kyuss. Cualquiera que esté familiarizado con el género se hará rápidamente con la propuesta, aunque bien es cierto que no encontraremos en estos cinco cortes nada que no hayamos oído ya tantas veces antes.

7.8/10

Teniendo muy claro el cómo y el porqué del sonido stoner, Somali Yacht Club sorprenden al llevar un pedacito del desierto estadounidense hasta Ucrania para hacerlo suyo. Pecan quizás de hacerlo con un exceso de pulcritud que redunda en ambientes más domesticados y menos salvajes que los transitados por sus grandes referentes, pero con todo seguimos estando ante un debut con talento, justificación y grandes promesas para una zona tan necesitada de ellas.

Anuncios