Segunda jornada del festival, ya en modo día entero, para probar a los que están en mejor forma para ver cuánto y cómo aguantan. Una tarea hercúlea dada la necesidad de estar bailando prácticamente desde que llegas hasta que te retiras. Pero la supervivencia es un tema secundario, lo principal era ver a los grandes nombres y seguir las propuestas de los jóvenes talentos por los que se apostó desde la organización del Sónar. Algunos, realmente grandiosos. Y entre actuación y actuación, podías acudir a ver la propuesta de pantallas luminosas con ruido de fondo (todo patrocinado por Alva Noto) o las máquinas de madera que emitían electrónica (Machine Variation: Bernier + Messier).

  • Sónar Día (que nadie me saque de las salas)

Pina

Un horario complicado el que le tocó a Pina, en pleno mediodía y con su correspondiente solazo, que era el que caía a esas horas en el Sónar Día. A pesar de las adversidades temporales, el catalán hizo más llevadero el microclima con una selecta sesión de IDM que permitía algunos bailes de vez en cuando, en pasajes más marcados. Con unos pocos osados delante del escenario y la mayoría cobijados en la sombra de los laterales, Pina fue poniendo sus credenciales sobre la mesa, moviendo a parte del personal, para acabar cerrando con alguno los temas más destacados de su último LP: Hum. (7,2)

Henry Saiz

El madrileño vino con su show en formato grupo para presentar su último trabajo, Reality Is… Más que una sesión, fue propiamente un concierto, en el que hubo un buen resultado al combinar los factores que hacían de este formato algo más completo que una simple sesión: vocales, proyecciones, guitarra. Fue de menos a más, acabando con bastante intensidad, aunque se echó en falta alguno de los temas primerizos con los que empezó a despuntar. Pero de eso ya hace años y esta propuesta como grupo es más que interesante. (7,3)

Jessy Lanza

Otro turno de ver a una debutante, en el Village, con todo el bochorno que caía, a pesar de que la predisposición era máxima para verla. Los más osados quedaron en las primeras filas (donde retumbaba excesivamente al empezar su set), el resto nos ubicamos en la sombra, donde poder menear el bullarengue sin sudar excesivamente. Equipada con su sintetizador y su dulce voz, el tiempo que vimos a Lanza se manejó bien en el escenario, haciéndonos bailar desde los primeros instantes y presentando su LP. (7,3)

Forest Swords

De lo mejor del festival. Armado con un sintetiador, acompañado de un bajista y él mismo utilizando una guitarra en el caso de que fuese necesario, el inglés dejó patente por qué ha triunfado su debut en largo, Engravings. Entre este y algún regalo de EPs previos, los ritmos marcados y esos característicos arpegios de corte oriental que vertebran su música, lo de Forest Swords fue buenísimo. Verle entrando en trance nos hacía casi a nosotros mismos actuar igual. Cerrar los ojos y disfrutar de su preciosa música. De lo mejor del festival con total seguridad. No os lo perdáis si le pilláis en directo. (9)

Throwing Snow

Tenía la incertidumbre de ver por dónde saldría, si por su rama ambiental o por la faceta más movida, y eligió un término medio, tirando a más motor techno y demostró su clase. En un set en el que no se obcecó con ritmos 4×4, pero tampoco renunció a ellos, su sesión tuvo picos de intensidad realmente buenos. (7,2)

Oneohtrix Point Never

El triple solape fue uno de los momentos más dolorosos del festival. Aunque más doloroso fue quien eligió a a Hopkins y se encontró con que en el Hall no cabía ni un átomo más (quizá el Village hubiera sido el sitio idóneo para albergar a más gente). Así que los que nos decidimos por Lopatin no tuvimos problemas para ver en directo cómo funciona R Plus Seven, conjugado con los visuales que trajo. Una vez más, un sonido excelente el del Complex, muy nítido, permitiendo disfrutar de sus sampleos y sus momentos de misa, que llegaron al final con un fragmento del Commissions I. Al mismo tiempo nos proyectaba imágenes que se iban deformando, algunas muy minimalistas, acordes con el aspecto del disco y su portada. Una hora escasa de actuación, con todos sentados para descansar (excepto los que te piden que si puedes bajar la luminosidad del móvil) y comprobar cómo el sonido te invadía, admirando una vez más el trabajo de Lopatin. Todo bien. (8,6)

  • Sónar Noche (Happa en modo terrorista)

Caribou

Uno de los directos que más ganas tenía de ver, y uno de los más decepcionantes. Daniel Snaith vino a presentar sus ritmos tropicales e hipnóticos con varios músicos, pero la apuesta no acabó de triunfar. Nos quedábamos a medias en temas que debían ser de lo mejor del live, algunos como ‘Bowls’ y ‘Jamelia’. Sonó desacompasado, con ritmos que no cuadraban y además no sonaban con la suficiente potencia y claridad para los que estábamos situados al fondo del SonarPub. Una actuación irregular que no acabó de cuajar. Precisamente en una de esas en las que no esperabas encontrar problemas.(6)

Moderat

Pocas veces he entrado a un festival y he empezado tan a tope. Es lo que tiene empezar la noche con unos Moderat que vinieron a dejarse el sudor y la fuerza sobre el escenario. Recientemente les pudimos ver en el Primavera, y se puede decir tranquilamente que fue una mejor actuación. También es cierto que actuaron más tiempo y que estaban en un ambiente más propicio, en un festival electrónico. Aparte de los obligatorios ‘Rusty Nails’, ‘A New Error’ o ‘Bad Kingdom’, hay que sumar esos pasajes en los que tiraban de sus característicos pesados sintes, encadenándolos y aumentando su intensidad durante escasos minutos. Pisaban el acelerador y parecía que se iban a salir de la autovía en cualquier momento. Eran instantes de subidón total y de marcar territorio. Sobrios, completos durante toda la actuación y con un equipo de sonido que haría tambalearse algún satélite en órbita. Colosales. (8,6) [Foto de portada de Moderat de Juan Sala]

Happa

Los grandes festivales en los que se ofrece una ingente cantidad de artistas son los más proclives a guardar algún sorpresón entre tanto nombre. En las apuestas por jóvenes talentos, es donde se encontraba Happa, que tocaba en el SonarCar, el escenario más pequeño. Pero sólo físicamente, porque los altavoces eran una salvajada. Una salvajada por quien tenían detrás, claro. El inglés se marcó una de las sesiones más animales de todo el festival. Bombas continuas en forma de techno y algún ramalazo industrial, que no paraban de golpearte sin descanso. Muchos nos quedamos alucinados por la bestialidad de la sesión que se marcó el chaval. Festival de graves y de sudar y dejarlo todo en la pista de baile. Si calificamos una sesión por su tesón, por su forma de mantenerte en tensión y no bajar el pistón, pues eso, lo de Happa fue tremendo. (8,8)

Después vendría el capo de L.I.E.S., Ron Morelli, a seguir con el recital y su versatilidad con el techno pero también con terrenos más ambientales, cercanos a sus últimas producciones. Aunque apostó por la violencia.

2manydjs

Incluso los hermanos Dewaelle no son infalibles. Fuera el cansancio de Despacio, o vaya usted a saber qué, el caso es que estuvieron lejos de su mejor nivel, con una sesión alejada de los momentos espectaculares y la pegada que acostumbran a exhibir en sus sets. Una sesión irregular en la que faltó esa chispa que te mantiene todo el tiempo bailando como si te pagaran por ello. (6,5)

Richie Hawtin

No soy de los que se quedó a ver el día anterior a Plastikman; sí de los que acumuló unas cuantas tarjetas de las que se repartían de él en el recinto. Dicen quienes le vieron que estuvo bastante flojo, y más cuando la principal novedad es el obelisco de colores. Eso sí, parece que tras su decepcionante actuación, no se podía permitir otro resbalón. Así que como Richie Hawtin sí que estuvo a la altura, de hecho nos sorprendió por tirar de bombo y subidones para que despertáramos. Y la verdad, qué diferencia con cuando se pone ya acomodaticio y complaciente con sus sesiones mascachapistas sin apenas cambios o modificaciones que aporten heterogeneidad a la sesión. Como Hawtin cumplió con creces. Tortazos a rodabrazo que se agradecieron. Así sí. (8)

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments