Se acaba de reeditar el debut de Leonard Cohen, un disco que lleva marcando generaciones desde el año 1967. Y diría que es una nueva oportunidad para que las nuevas generaciones se enganchen a él, pero no. Porque la nueva edición no aporta nada a las anteriores (que aún se pueden encontrar por las tiendas fácilmente, a precios medios o de saldo) y lo poco novedoso es directamente un horror.

Así, en Songs of Leonard Cohen se añade un texto superfluo y poco digno del disco, a cargo del periodista Anthony DeCurtis, de la redacción del Rolling Stone estadounidense. Uno ya está acostumbrado a que pocos periodistas musicales sepan tratar como se merece a Cohen y es complicado que alguien sepa transmitir las sensaciones encontradas que hay en las canciones del bardo de Canadá (aparte de él mismo, claro), pero lo de DeCurtis más parece un encargo alimenticio y hecho con pocas ganas que un sincero homenaje.

Luego están las dos composiciones inéditas, Store Room y Blessed In The Memory, que hasta ahora habían estado escondidas. Después de oírlas, la verdad, lo mejor es que se hubiesen quedado allí. Ni pintan nada en el disco ni pegan en él: son canciones hechas con un grupo completo, mientras que el resto de Songs of Leonard Cohen nos muestran a un hombre casi desnudo junto a su guitarra.

Pero claro, luego está lo demás, lo que ya estaba en el original. La voz áspera y seca pero terriblemente emotiva de Cohen, su recitar cálido, sus canciones de belleza espartana sobre el sexo, las mujeres, las relaciones entre ella y él, la guitarra pausada del canadiense, los arreglos escaso pero penetrantes ideados por el productor Jon Simon.

En Songs Of Leonard Cohen está toda la magia de un debut inalcanzable para tantos. Pero reeditarlo así, para vender a mayor precio lo que sigue pudiéndose encontrar a bajo coste, es el enésimo síntoma de la codicia de la industria discográfica, incapaz la mayoría de las veces de tratar como se merece a su mejor y más duradero legado.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments