La fecha de ayer llevaba señalada desde hace meses en rojo. Desde el 4 de febrero en mi caso. Sonic Youth de nuevo en Madrid, en La Riviera (¿por qué no se atreverán con el Palacio de los Deportes?) y a un precio que bien puede ser caro para muchos o barato para otros (Live Nation detrás). Al fin y al cabo, 40 euros por ver a una de las bandas más grandes que hay en la actualidad me parece barato.

La única pega viene después. Aforo lleno. Expectaciones que no caben en el cuerpo. Y nueva fecha programada para el día siguiente, es decir, hoy martes 20. Horror. ¿Harán dos conciertazos o la banda estadounidense se dosificará entre las dos noches?

Yo ni me planteaba que Sonic Youth pudiesen estar un ápice mal pero la duración de su directo no dijo lo mismo. Una banda con más de 30 años a sus espaldas, con discos perfectos y singles disponibles para ver el amanecer mientras uno no se cansa de observar las piernas de Kim Gordon, ayer de nuevo igual de sexy que siempre a sus 56 años, van y se marcan un concierto que no llegó a la hora y media.

http://www.youtube.com/v/qf_yMu-EoBI&hl=es_ES&fs=1&

No entiendo el motivo cuando la fama de ellos es la contraria. Es más, uno de los asistentes al concierto a la salida comentaba a voces que la vez anterior ofrecieron un concierto de dos horas y media. Por desgracia mi única experiencia con Sonic Youth se remonta al Primavera Sound 2009 donde descubrí la potencia de su directo y a partir de ese momento me hice aún más fan de los estadounidenses.

Ayer estuvieron muy bien desde el punto de vista de alguien encantado con su música. Siguieron demostrando que tienen espíritu joven pero con cuerpo de mayores. La sabiduría de llevar toda la vida en esto la aplican a sus canciones que también saben eligir bien para que todos no echemos de menos algunos de sus clásicos.

No eché en falta The Eternal (2009, Matador Records) y eso que me parece un gran trabajo, pero cuando Daydream Nation (1988, Enigma Records / Blast First) entra en juego es difícil ponerse a la altura de temas como ‘The Sprawl’ o ‘’Cross the Breeze’, que se suciederon a base de rápidos riffs en los que tanto Thurston Moore como Lee Ranaldo dejan su sitio a la voz de Kim Gordon.

http://www.youtube.com/v/f6SWe40u4Y4&hl=es_ES&fs=1&

Fue un directo donde a parte del álbum mencionado, del cual también eligieron, entre otras, ‘Trilogy: a) The Wonder’ y ‘Trilogy: b) Hyperstation’, para los primeros bises; su elogiable visión de llevar el Rock más sucio con herencia de The Stooges o de The Velvet Underground a vías más experimentales con feedbacks eternos, llevados al máximo en el final, con ‘Expressway To Yr Skull’, es lo que sigue enganchando.

Pueden abrir de manera directa con ‘Schizophrenia’ pero luego continuarla con ‘Bull in the Heather’ y potenciar los cambios de ritmo. Después cada tema es una lección de buena música y cómo lograr un sonido a veces sucio y otras más claro así de fácil, en una sala donde no todos lo logran.

La duración fue la única pega que yo pondría. Dan ganas de verlos durante tres horas seguidos que a buen seguro no cansan, pero no pudo ser. Un Rock que no tiene fin.

Fotos | Charlie Cravero (magnífica foto de otro concierto en 2007)
Sitio Oficial | Sonic Youth

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments