Sony Music compra Century Media por 20 millones de dólares

Sony Music ha comprado Century Media, el sello de hard rock y heavy metal más importante del mundo. En la operación el gigante de la industria musical habría pagado, según Billboard, unos 20 millones de dólares, a la compañía independiente alemana.

El propietario de Century Media, Robert Kampf, será el CEO del grupo Century Media. La logística de la compañía, que pasará a ser una subsidiaria de Sony Music Entertainment, cambiará un poco a partir de ahora: RED continuará con la distribución en Estados Unidos, mientras que a nivel mundial la distribución la realizará Sony.

Century Media fue fundada en 1988 por Robert Kampf y Oliver Withöft, que murió el año pasado a los 49 años tras una larga enfermedad. En la actualidad la compañía alemana posee además del sello matriz, Century Media, la discográfica InsideOut Music, especializada en rock y metal progresivo, y los sellos Superball Music y Another Centurys, dedicados al rock alternativo y nuevo prog y el rock.

Entre las bandas que militan en la compañía están High on Fire, Paradise Lost, Leprous, Spocke’s Beard, Terror, Iced Earth, Triptykon, Vallenfyre, Voivod, Sick of it All, Napalm Death, Lacuna Coil, Arch Enemy, Pain of Salvation, Devin Towsend, Riverside, The Tangent o los españoles Angelus Apatrida.

Century Media obtuvo unos beneficios de 12 millones en el último año, incluyendo 5 millones procedentes de su filial estadounidense. Kampf ha comentado sobre el nuevo rumbo de su empresa que:

El futuro de Century Media es increíblemente brillante. La compañía que fundé hace 25 años se está moviendo en su más fuerte etapa hasta la fecha con la mejor compañía de música del mundo, Sony Music. Estoy tremendamente excitado por trabajar con los destacados equipos ejecutivos de Sony Music y RED para hacer crecer más los sellos de Century como una fuerza dominante dentro del rock, progresivo, la música alternativa y el metal. El cielo es el límite.

Esperemos por el bien de Century Media que esta compra no sea una merma de la calidad de los próximos fichajes, algo que los alemanes siempre han cuidado hasta el más mínimo detalle.

Vía: RockHard

Anuncios