Habitualmente a los grupos veteranos que han sabido ir evolucionando a un sitio radicalmente (bueno, o sólo sustancialmente) distinto del que han partido, los fans del grupo acaban eligiendo una etapa (habitualmente, aquella en la que conocieron y se quedaron prendados del grupo) y, suelen mirar, sino con oposición, con ciertas reticencias a “la otra”. En este caso, el camino electropop que se ha marcado el grupo dista de sus orígenes, y se observa cierta tendencia a ir disminuyendo o, en su defecto, enmascarando la conexión francesa de su música.

Sin abandonar de todo el idioma del otro lado de los Pirineos, -en una progresión entre lo más bailable y hit y lo más ambiental, aparecen la tremenda ‘Arrête-Toi’, la sugerente y creciente ‘Peintures de Guerre’ y la sofisticada y elegante ‘Coup de coeur’-, priman cada vez más la inmediatez y el pragmatismo anglosajón, quizá mejor vehículo (al menos, más natural por cómo tenemos acostumbrado el oído) para las canciones más directas y hedonistas, pero también más convencional, facilitando la comparación con otros grupos y perdiendo cierto factor diferencial.

De cualquier manera, lo que prima por encima de los cambios estilísticos e idiomáticos es la seguridad con la que se permiten ir jugando en cada tema con aquello que les pide, su versatilidad y diversidad en los arreglos, la exquisita producción que impregna todo el álbum, y esa sensación de rematado perfecto de cada pieza, de haber administrado los recursos y aptitudes a su alcance para conseguir reproducir en el estudio aquello que tenían en mente al componer la canción.

https://www.youtube.com/embed/7_m6MQ3eRvA

Es un disco que en todo lo que hace, demuestra capacidad, imaginación y resolución, pero quizá le falta esa pizca de gancho que lo convierta en un disco de sobresaliente. Puede que prime la plasticidad y la estética sobre lo emocional, y que la técnica restrinja ciertas salidas fuera del tiesto (la más coherente: menos sensualidad y más visceralidad, menos sutileza y más obscenidad), pero bienvenidos sean todos los trabajos tan sólidos y bien trabajados como éste. Y, pensándolo en frío: poquito tienen que envidiarle a otros grupos como Goldfrapp o Vive la Fête, aparte de la repercusión.

Escúchalo en | Spotify, Deezer
Más en Hipersónica | Souvenir — Drums, Sex and Dance: Pop y electrónica bajo la Roland TR-808 >> Entrevista a Souvenir: “estamos en una fase hedonista de nuestras vidas y lo expresamos en la música” >> 64 — Souvenir

Artículo anteriorKamelot ya están buscando el sustituto de Roy Khan: se admiten apuestas
Artículo siguienteBritney Spears, Ke$ha y Nicki Minaj remezclan ‘Till The World Ends’

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.