Anuncios

Spiders en concierto en Gijón (Sala Acapulco, 18–12–2014): grandes

Noche del jueves en Gijón. Poco que hacer salvo acercarse a la Sala Acapulco para disfrutar de uno de los conciertos de 2014 en Asturias. Así de rotundo se podría definir la actuación de Spiders en la ciudad por gentileza de Promouters. No hubo sopresas, ¿o sí? Aquellos que habíamos seguido los pasos de la banda de John Hoyles, ex guitarrista de Witchcraft, lo sabíamos. Los suecos son the must have de 2014 y ellos parece que se están dando cuenta. De hecho, la vocalista Ann-Sofie Hoyles me comentó al final del concierto que estaba emocionada con la respuesta del público y que todo esto estaba yendo muy deprisa.

Y eso pasó en Gijón, donde ni mucho menos se colgó ni por asomo media entrada, aunque para el día que era el público hizo suficiente ruido como para arropar a la banda. Por ello, y llevados por la emoción del momento, Spiders concedieron un segundo bis. Me alegro que el resto de su gira española haya sido en algunas ciudades un éxito, estoy seguro que en el futuro cercano se va a hablar mucho de este cuarteto que completan Olle Griphammar (bajo), que apareció con los labios pintados en negro a la antigua usanza nórdica, y Ricard Harryson (batería).

Spiders, el must have del hard rock en 2014

Spiders vencieron y convencieron con una actuación de una hora, más cuatro temas que cayeron a los bises. En ese tiempo les dio tiempo a repasar lo mejor de Shake Electric y los éxitos de Flash Point, su debut largo de 2012.

Evidente fue el poder escénico de la pequeña Ann-Sofie, un torbellino de magia y saber moverse por el escenario con micrófono, maracas o con una guitarra rítmica. Y la banda, que comenzó un pelín a ralentí, enseguida nos dejó una buena muestra de un hard rock melódico con suficiente fuste como para tenerlo en cuenta en nuestras apuestas para las próximas temporadas.

El comienzo con ‘Control’, ‘Shake Electric’ y ‘Mad Dog’, proteico single de adelanto de Shake Electric, dejaron claro por iban a ir los tiros. Acudieron a su debut con ‘Rules of The Game’ y ‘Hang Man’, dos cañonazos que completaron con ‘Hard Times’. Tras este aluvión, un instrumental sirvió para que la cantante cogiera la rítimica para hacer ‘Only Your Skin’ y ‘Give Up The Fight’. Enorme Anne-Sofie y enorme la banda, haciendo un hard rock sencillo y simple, sin aspavientos.

Que el día anterior al concierto de Gijón hubieran sido nominados a la mejor banda rock/metal en los Swedish Grammy Awards, parece que les hizo todavía más grandes esa noche. El recital lo rubricaron con el clásico ‘Weekend Nights’ y ‘War of The World’. Grandes sí, y también casi lo siguiente.

Fotografía | Víctor R. Villar en Pinterest

Anuncios