Anuncios

Spring Offensive — Young Animal Hearts

Spring Offensive es una banda británica que debuta en formato Lp con el álbum del que hoy os hablamos. Sobre el origen de su nombre os debería hablar Mohorte (a mí ya me ha soltado la chapa), ya que la batalla con protagonismo alemán en la Primera Guerra Mundial que bautiza al quinteto de Oxford será mucho más conocida por él, por mucho que sea más fan de la Segunda. Dejemos las clases de historia y centrémonos en los buenos mozos estos.

Young Heart Animals es un disco más que disfrutable, con muchos pros y escasos contras (aunque de cierto peso en la decisión final de si nos va a gustar el disco en su conjunto o no). De alma pop, Spring Offensive tienen en sus temas más sobrios su mayor punto fuerte. En ese sentido, la templanza de ‘Not Drowning But Having’, su tema inicial, destaca sobre todo lo demás. Destaca tanto que nos hace crearnos unas expectativas de relevancia mayor a la realmente alcanzada.

Y es que en temas así, o como ‘Cut the Roof’ o ‘The River’, a medio disco, Sprin Offensive parecen tener la determinación de ser importantes, de tener las ideas muy claras, su línea argumental bien trazada y no muy dispuestos a despistarse. Pero de cuando en cuando lo hacen. El concepto de single radiable parece no hecho a su medida, y meten la pata cuando intentan afrontarlo, como en ‘Bodylifting’ o ‘Speak’, que empieza con un sonido atractivo que recuerda vagamente a gente como Wild Beasts, pero naufraga al llegar al estribillo.

6.2/10

En todo caso, viendo claro en el horizonte esa aspiración de alcanzar a un público mayoritario, a “pasarse al mainstream” (si es que no lo es ya Young Heart Animals), hay muchos cortes disfrutables en el disco. Una tendencia art-pop sin caer en excesiva ornamentación y pomposidad. ‘No Assets’ resulta agradable dentro de la inquietud que muestra, y ’52 Miles’ trae el mejor momento del album, con los mejores arreglos, en el penúltimo corte. Un agradable pasatiempo.

Anuncios