“Sr. Chinarro, crítica de su debut” src=”http://img.hipersonica.com/2013/03/Sr-chinarro-debut-1994.jpg» class=”centro” />

Sr. Chinarro lleva ya más de 20 años en la escena indie española y ya hace tiempo que dejó de ser el bicho raro con fans fieles y éxito de crítica para ser uno de esos músicos que lindan con el salto al conocimiento masivo (que no al público: a veces con que a la gente le suenes no implica que escuchen tus discos). Imprevisible, fagocitador de casi más músicos acompañantes que Mark E. Smith, a Antonio Luque es ya imposible mirarlo y escucharlo sin tener que decidir si el presente tiene sentido o te quedaste estancando en el pasado. O se quedó él.

Comenzamos hoy una revisión discográfica de Chinarro en tres partes intentando discernir si Luque tiene razón al pensar en que parte de su público fiel se ha quedado atrás justo cuando está haciendo las mejores canciones. O, por contra, si es él el que ya no puede sostenerlas frente a los que dio en el pasado.

Sr. Chinarro (1994): y un Kramer que te quiera

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:2wZaJas59qwcCderbm2SiN

En 1994 los grupos indies españoles se dedicaban a copiar modelos y patrones de las islas británicas y de EEUU, pero su radio de acción era muy limitado. Ride, My Bloody Valentine y el shoegaze por aquí, Sonic Youth, Pavement, Pixies y Jesus & Mary Chain y poco más. Se trataba de meter ruido como el que más y muchas canciones salían de churro. Quizás a ratos se colaba algo de C-86, pero poco, que la crítica rondelusiana no le acababa de encontrar la gracia y uno no podía dejar que los popes te tratasen como a un cualquiera (hubo críticas sangrantes a partir de ese año, supuestamente porque antes la propia revista había sido condescendiente o demasiado entusiasta).

Pero en estas llegaron unos sevillanos, que gracias a Acuarela se habían marchado a Nueva York a grabar con Kramer (productor de Galaxie 500 y, después, de Low), y en España la crítica volvió a sentir que había algo que le ponía otra vez casi a la altura de lo que se cocía en el extranjero. Puro wishful thinking para un disco tan deudor de otros como el de este debut, que además está hecho por un grupo que no era tal, pese a haber debutado un año antes con Pequeño Circo EP. Así lo explicaba, un tiempo después, el propio Antonio Luque en entrevista para Factory:

No llegó a ser nada, ni siquiera cero. No es que no me guste, sino que no llegó a ser el primer disco del grupo. Es la primera grabación larga, pero no el primer disco.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:50kUfGi3u3EbwDbjL2aSQo

Hay que entender que Antonio Luque casi siempre ha cargado contra sus discos a posteriori, en vendettas del autor contra sí mismo. De su debut consideró, además de lo que apuntaba en la declaración anterior, que era una “mariconada” y que la producción de Kramer no estaba a la altura de las canciones. Pero el debut homónimo del Sr. Chinarro es misterioso, susurrante, dulce en sus caricias, y apela a New Order (con versión en ‘Leave Me Alone’), Smiths, The Cure y, por la atmósfera y la sensación de insondable belleza triste, a Red House Painters.

La producción, claro, es magnífica, y el sonido no ha envejecido ni una pizca, algo que no deja de ser un hito por lo manierista de las ideas que maneja. Un chelo por aquí, un farfisa por allá. Por una vez, el tiempo que se puso en ponerlo en marcha mereció la pena:

“Tardamos mucho en grabarlo, pero más teníamos que haber tardado”

Manieristas con fronteras

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:2wZaJas59qwcCderbm2SiN

De hecho, más que la producción, lo que ha envejecido peor son las letras, demasiado conscientes de “querer ser poesía”, y unas voces muy forzadas. Para alguien que, como él mismo ha confesado, durante mucho tiempo no supo cantar, Sr. Chinarro plantea largos recitados monocordes que, aunque funcionen en varios de los temas, sí que hacen que caiga parte del impacto buscado.

¿Personalidad? Sí, había mucha, suficiente como para afrontar canciones como ‘En el panal’ y ‘Niño Helado’, ideas como los teclados de ‘Mi Caracola Loca’ o ‘Niño Helado’ o esa psicodelia apesadumbrada de ‘Bye Bye’, donde Sr. Chinarro conectan brevemente con El Niño Gusano. También cuando las letras se escoraban hacia la infancia, uno de los temas recurrentes de Antonio Luque a los que mejor partido les ha sabido sacar:

Caminar despacio,

un juego en la cornisa,

niño iluminado,

dime algo, pequeño.

Cuida tus tobillos,

tu mamá te engaña,

duerme en la ventana,

estoy esperando.

No me cuentes el final

Pero por mucha personalidad que hubiese, era más la de Chinarro según otros que la de Chinarro según él mismo. Eso lo sabemos ahora que el tiempo y los discos han pasado y vimos lo que había después. Aún así, es complicado entresacar de su debut gran parte de las cualidades que le harían imprescindible más tarde: la mezcla entre las influencias anglosajonas y sus propias raíces; la fina gracia de las letras, abiertas a interpretaciones de lo más variadas y siempre oscilando entre la melancolía y la simple diversión lingüística; o la búsqueda de los arreglos menos obvios para hacer crecer las canciones.

Pese a lo sobrevalorada de su recepción (lo diferente cotizaba como excepcional por aquel entonces, y así nos lo creíamos), el debut de Sr. Chinarro conserva aún su encanto, y aunque el tiempo comienza a pasarle factura, no parece que vaya a perderlo del todo. De hecho, es mejor lo que suena que el recuerdo que deja después, así que de vez en cuando no viene mal desempolvarlo y ver si ‘Campanario’ sigue intacta.

Tres canciones: ‘Mi caracola loca’ (¡qué teclados!); ‘Campanario’ (Red House Painters en el arenal); ‘En el panal’.

La frase:

Tu labio amarillo maldice la corriente del niño helado que muerde la estrella y esconde la mano.

Sr Chinarro (1994) Tracklist

“Sr. Chinarro — Sr. Chinarro (1994)” src=”http://img.hipersonica.com/2013/03/Sr-Chinarro-debut.jpg» class=”centro” />

* 1. El collar 
* 2. Mi caracola loca 
* 3. Campanario 
* 4. Bye bye 
* 5. Hate 
* 6. Niño helado 
* 7. Velvet eye 
* 8. Buenos días 
* 9. Escapa amanecer 
* 10. En el panal 
* 11. Una rodillita dos 
* 12. Leave me alone 
* 13. Buenas noches

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments