Dentro de la luz ya no es precisamente una novedad en el mercado. Cénit, el espectáculo que lo viste en directo, ha sido disfrutado ya por miles de personas. Y ahora, cuando va siendo tiempo de hacer balance, a pesar de que ambos todavía sean conjugados en tiempo presente, nos hemos puesto a hablar con Enric Montefusco, líder al frente de Standstill, de ello. De la naturalidad con la que todo se proyecta en su música, de cómo la entiende y siente. De las alegrías que le ha ido dando su carrera y de lo que está por venir.

Tras un proyecto como ‘Adelante Bonaparte’, y todas las alegrías que dió Rooom, ¿sentiste vértigo al afrontar ‘Dentro de la luz’?

Si existiese una especie de hemeroteca de entrevistas a Standstill podrías ver tú mismo que es más bien aburrida y que esta misma pregunta nos la han hecho con todos los discos que hemos promocionado, incluyendo el ep The tide. Creo que, por nuestra manera de entender lo que hacemos, cada proyecto es una consecuencia-evolución-superación de lo anterior, y por eso no tiene sentido (por lo menos para nosotros) medir y comparar los discos entre sí. Respecto a la recepción del público, por suerte, hemos ido creciendo siempre y haciéndolo muy poco a poco, y eso nos tranquiliza porque sabemos que nunca ha habido ningún pelotazo con riesgo de volatilidad.

En cuanto a eso. ¿Tenéis la sensación de ser un rara avis? En principio, las bandas que, naciendo para audiencias minoritarias, alcanzan cotas muy amplias de público, suelen ser las que apuestan por un pop más convencional. Lo vuestro, en principio, parece distinto.

Creo que no es exactamente la estética convencional lo que da la medida de ese riesgo. De hecho hay grupos más o menos comerciales que también van paso a paso. El mainstream es un mundo más traicionero, pero creo que se puede estar ahí de diversas maneras. Por otro lado un grupo nada comercial y con una personalidad muy marcada puede perfectamente jugar con fuego y casarse con cosas que pueden traer un precio alto tarde o temprano. Por ejemplo si juegas a ser la última moda. Luego sacas otro disco y, quieras o no, no dejaras de parecer la penúltima moda. Desgraciadamente pasa bastante a menudo.

Desde siempre vuestros discos han destacado por su versatilidad, parece que el hilo conductor de ‘Dentro de la luz’ es, sin embargo, más homogéneo. ¿Lo ves tú también así?

Es cierto. De hecho fue buscado, fue una de las premisas iniciales. Nos apetecía hacer un disco más homogéneo, con un mismo carácter y estética reconocible a lo largo de todas las canciones. Era una especie de incentivo y reto para nosotros, precisamente porque, como tú dices, nunca lo habíamos hecho.

https://www.youtube.com/embed/VWUUbrtU5Oo

Se te ha escuchado defender que es vuestro disco más luminoso. Sin embargo la escucha de ‘Dentro de la luz’ impresiona de más ardua, de disco oscuro, de asfixiante por momentos. ¿Hay un juego de contrastes en Dentro de la luz? Lo delicado de muchas letras parece toparse de frente con lo duro de las melodías.

Aquí hay una confusión. Que, por circunstancias personales, el disco tenga el mensaje final más abierto, luminoso y positivo que hemos podido ofrecer hasta la fecha, no quiere decir que las canciones tengan que ser todas felices. De hecho, es casi lo contrario, el disco refleja un proceso personal, en el que para llegar a esa “luz”, uno ha de enfrentarse con los peores monstruos o, como interpretas tú, atravesar los lugares más arduos y oscuros. Deshacer las propias trampas que se ha tendido uno, reconocer y asimilar los errores, y abrirse a un nuevo mundo de infinitas posibilidades, en lugar de tirar hacia adelante y adelante con autocomplacencia, dándole la culpa al “mundo”. De hecho, creo que para entender el origen y sentido del disco es importante destacar que sólo la fuerza de lo que yo entiendo como amor puede poner en marcha una revisión así. Por lo menos ese ha sido mi caso. O, dicho de otra forma, hay infinitas maneras de aproximarse al amor, pero creo que este es un disco de amor en tanto que tremenda fuerza sanadora, no paliativa. Creo que en esa diferencia está la clave.

Habéis apostado por el Crowdfunding como método de ayuda para parir ‘Dentro de la luz’. ¿En qué medida lo veis como algo útil? ¿Os ha aportado algo que creáis que no tendríais sin la ayuda de los colaboradores? ¿Os planteáis repetir?

Ha sido necesario para que el disco y el espectáculo hayan sido como son. Sin esa colaboración, habrían sido simplemente peores, sencillamente porque habríamos tenido menos medios para hacerlos. Y en el futuro no sé si lo haremos otra vez. Dependerá de las circunstancias. En cualquier caso la experiencia ha sido muy positiva y estamos muy agradecidos.

En una época en la que apenas se venden discos, ‘Dentro de la luz’ parece haber funcionado muy bien (se colocó como número 5 en listas). ¿Lo de las ventas es algo que os preocupa, o le prestáis poca atención?

Si nos preocupara mucho no haríamos los discos que hacemos, creo que está claro. Pero evidentemente es una buena noticia para nosotros y para quien crea en una manera de hacer las cosas alejada de los mecanismos de la industria.

En cuanto a ventas, discos como Vivalaguerra o Adelante Bonaparte ya sólo se encuentran en vuestra web. Y en vinilo ni eso. ¿Pensáis en reeditarlos aprovechando el tirón?

Pues ambos se han reeditado en cd hace un par de meses y ya están en las tiendas. Era algo que teníamos que hacer, sí.

¿Y en vinilo también nos encontraremos con reediciones?

Tarde o temprano hemos de hacer vinilos, no solo del Vivalaguerra y el Bonaparte, sino también del Standstill, que se agotó hace ya (glups) unos diez años. Mucha gente nos los pide y hasta yo me he quedado sin ellos por irlos regalando.

https://www.youtube.com/embed/Ua4Rb3ygHII

Hoy día, muchos grupos se apoyan en lo audiovisual para vestir sus conciertos. ¿Qué tiene de diferente ‘Cénit’? ¿Qué lo convierte en un espectáculo en sí mismo?

Nosotros pensamos que cada vez que un grupo sale a un escenario da un espectáculo en sí mismo, sea más o menos consciente, lo trabaje más o menos. Nosotros simplemente somos muy conscientes, lo trabajamos mucho (tanto como a la música misma) y le damos un nombre porque creemos que tiene entidad suficiente.

Previamente tú mismo habías dirigido algunos espectáculos , como ‘Rooom’, y antes os pusisteis en manos de Rodrigo García. Sobre ‘Cénit’, ¿cómo nace el espectáculo? ¿Tenéis el disco acabado y buscáis arroparlo a posteriori? ¿Se lo encargáis a alguien, inspirándose en Dentro de la luz o sois parte activa de la creación de Cénit?

Primero acabamos el disco, porque la música ha de ser autónoma y no debería depender de su puesta en escena. Una vez hecho, buscamos su “traducción” a escena, por llamarlo de alguna manera. En esa traducción la gracia y la dificultad está en utilizar elementos muy poderosos como son las imágenes, la escenografía o las luces sin que compitan con la música, intentando simplemente poner un marco que ayude a su comprensión, a centrar el tema y el tono. Es muy fácil ser redundante, ser disperso, deslumbrar porque sí etc.. y muy difícil de hacer como digo. Nosotros lo intentamos. Para ello trabajamos con un escenógrafo, un iluminador, un diseñador de software, un videoartista y lo que haga falta en cada caso. Según nuestra experiencia han de estar todos ellos coordinados y dirigidos por una misma persona, que es la única que conoce y puede defender el núcleo del disco, y que en este caso sería yo, en tanto que letrista y compositor. Supongo que se puede resolver de muchas otras maneras pero esta es la nuestra.

No es la primera ocasión que visitáis Latinoamérica. El 30 de marzo estaréis en el Vive Latino de México. ¿Os planteáis ampliar la gira por Sudamérica o sólo tenéis previsto ese concierto?.

Haremos más conciertos en México y después tocaremos también en Panamá. La verdad es que nos hace ilusión ampliar horizontes y todas las experiencias que hemos tenido allí han sido muy positivas en ese sentido.

Se habla de que ‘Dentro de la luz’ cierra una trilogía iniciada por ‘Vivalaguerra’. En otras entrevistas he visto que lo has, de algún modo, desmentido. ¿Pero tienes idea de hacia dónde se dirigirán los siguientes pasos de Standstill?. ¿Esperamos línea continuista o alguna sorpresa?

No tengo ni idea aún. Sólo sé que la vida no se detiene y que a día de hoy ya hay cosas nuevas que decir. Por otro lado, soy incapaz de ver los tres últimos discos como una línea continuista y a la vez soy incapaz de verlos como rupturas. Supongo que es una mezcla de las dos cosas y, en la medida en la que no se ha planeado nunca algo así, me parece una arbitrariedad como cualquier otra decir que forman una trilogía.

Por último, algo que lleva meses comiéndome por dentro: ¿cuál es el precio de un beso que nunca te negaron?

Que cada uno decida lo que debería o podría haber cambiado de sí mismo y que no ha hecho por no atreverse o por no saber enfrentarse a ello… Creo que, en general, buscar lo cómodo tiene un precio mucho más alto de lo que parece. Por ejemplo, si buscas en las relaciones (también en las de pareja) espejos favorecedores, el precio puede ser algo tan elemental como perder la posibilidad de cambiar, de mejorar. Morir, de alguna forma. Creo que nadie se salva de salir bastante perjudicado con esta cultura y esta educación que tanto aplauden la productividad y tanto olvidan al individuo, y lo mismo con esas dañinas herencias psicológicas familiares de las que tan dificil es liberarse. Creo que es tarea de una vida entera deshacerse de ese daño, y que uno puede tomar decisiones en la buena o en la mala dirección, que es la que suele estar asfaltada. Básicamente de eso va el disco.

Standstill en Hipersónica

Standstill — Dentro de la luz: no se cambia al equipo que va ganando
Standstill — Adelante, Bonaparte: el difícil equilibrio entre la sinceridad y la exageración
Standstill comparten el vídeo de ‘Pequeño pájaro’

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments