Once años después, Suede vuelven con Bloodsports y lo hacen con la idea de conseguir levantar lo que A New Morning echó por tierra. Su peor disco nos dejó a un grupo sin inspiración, sin talento y quizás también sin ganas: fue un desastre sin paliativos del que incluso ellos mismos se alejan ahora. Lo primero que Brett Anderson quiso dejar claro cuando a finales de noviembre empezó la maquinaria promocional de Bloodsports es que no tendría nada que ver con A New Morning.

Claro que está por ver si eso de “será un cruce entre partes de Dog Man Star y partes de Coming Up” es algo más que puro deseo o buenas intenciones. En sus declaraciones, Brett apelaba a dos de los discos más apreciados por el público y por la crítica. Anderson dejó fuera el tercer pilar fundamental de su discografía, su debut(Suede (1993)), para citar dos discos bien distintos entre sí: el engolado, cuidado y brillante Dog Man Star y el más inmediato y lleno de hits y partes coreables Coming Up. Uno con Butler y otro sin, y eso sí marcaba diferencias en aquella época.

El catálogo anterior proyecta una sombra demasiado grande. Por eso muchos grupos no vuelven a hacer discos. Ha sido duro, hemos necesitado rebuscar mucho en nuestro interior, pero estos realmente confiado de que este disco puede ser visto por sus propios méritos.

Suede derrotados

Habrá que ver cómo intenta conjugar Suede ese Frankenstein propio que dicen que van a hacer con Bloodsports. De momento, lo que sabemos de la grabación es que la idea clara era dejarse de tonterías, quizás porque ahora Suede ya sólo pueden aspirar a buscar lo básico y no a expandir sus límites:

“No intentamos reinventar el sonido del grupo, hacer eso sería un desastre. Creo que, posiblemente, es lo que fue mal en nuestros últimos dos discos: no sabíamos qué hacer con ese sonido, así que buscamos caminos nuevos, con resultados desiguales. Pero éste va de hacer grandes canciones, grandes ganchos guitarreros, de mostrar el poderoso sonido del grupo. Suena a Suede y creo que os gustará. No os preocupéis: no suena a nada parecido a A New Morning”.

Suede siempre han brillado en otras cosas además de en el sonido y durante las entrevistas previas del disco han querido apelar a ellas. Por ejemplo, cuando hablan de la temática de Bloodsports, a casi ningún seguidor del grupo le extrañan frases como:

“Va sobre la lujuria, sobre el inacabable y carnal juego del amor. (…) Son diez canciones furiosas, de nosotros mismos volviendo a lo que Suede siempre han sido: drama, melodía, ruido”.

Bloodsports: en el estudio, tracklist, fecha de salida

Ed Buller se ha encargado de la producción de Bloodsports. Su nombre aparece también en el debut del grupo, en Dog Man Star y en Coming Up, por lo que forma parte también de la historia de Suede. Además, fue responsable de la absolutamente chispeante y emotiva producción del His’n’ Hers de Pulp, de la maravilla que fue Souvlaki, de Slowdive, o del Lizer Guided Melodies de Spiritualized. De nuevo Brett al habla:

“No será tan ligero como Coming Up, no habrá esos ganchos lalalas, a pesar de que sí tendremos momentos muy pop. Ed Buller es muy fan de ese tipo de música pop, de la que realmente conecta con el oyente, del sonido Bolan, así que ha buscado ir en esa dirección de gran pop de estribillos”

El disco se ha grabado en dos partes, mayo y noviembre de 2011, en el estudio de Trevor Horn, mítico productor de los años 80, con el que Suede estuvieron tonteando de cara a Head Music. Pese a tenerlo a tiro de nuevo, han preferido apostar por alguien que les conoce.

El tracklist de Bloodsports es el siguiente:

* Barriers
* Snowblind
* It Starts and Ends With You
* Sabotage
* For the Strangers
* Hit Me
* Sometimes I Feel I’ll Float Away
* What Are You Not Telling Me?
* Always
* Faultlines

El grupo ya había mostrado varias canciones en vivo, como ‘For The Strangers’ y la propia ‘It Starts…’, pero el primer adelanto oficial fue ‘Barriers’:

“Barriers no es el primer single, pero estamos tan orgullosos de ella como para sacarla a la luz, pensamos que su tono romántico y con pulso resume muy bien el sentimiento general del disco”.

Tras él llegó el primer single propiamente dicho, ‘It Starts And Ends With You’, del que Poliptoton decía:

No es, evidentemente, una canción que vaya a aportar nada nuevo a estas alturas ni nos vaya a cambiar la vida (¿de verdad queremos eso?) y de hecho, si me apuráis, apenas destacaría si estuviera dentro de (por ejemplo) “Coming Up“, pero no me negaréis que, como single, es más que apañado y recupera esa inspiración de los Suede post-Bernard Butler que ha sido mucho más fugaz y desigual de lo que a todos nos habría gustado.

Junto a ella, el grupo señala como posible single ‘Hit Me’, mientras que los tonos melancólicos con un punto de épica van más en canciones como ‘Snowblind’. Bloodsports se lanzará el 18 de marzo con una portada que encaja a la perfección en el canon estético del grupo, donde lo decadente, sexual y un punto violento siempre ha tenido espacio.

(Las frases del grupo están sacadas de entrevistas a The QuietusNME

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments