Once años después, Suede volvieron con Bloodsports prometiendo olvidarse de lo peor de sí mismos y retomar todo lo bueno (mucho) que hubo en sus tres primeros discos. Al final, el regreso no se quedó en obra magna.

Prometieron una mezcla de Dog Man Star y Coming Up y, efectivamente, lo es. Prometieron que lo de A New Morning no volvería a ocurrir y han cumplido. En Bloodsports hay inspiración, claro que la hay, pero no acaba de quedar claro si es un disco finiquitado a toda prisa para aprovecharla antes de que se escapara o demasiado tarde, cuando ya se había escapado y no se le pudo dar continuidad. Resulta mucho mejor de lo que pensamos que sería en un principio, pero mucho menos de lo que llegamos a creer que podría ser cuando tuvimos sus primeras muestras

Esto contaba Poliptoton en la crítica de Bloodsports. Allí calificaba de ‘Hit Me’ de ejercicio de autorrevisionismo que sólo funciona a media. Ok, mucho de eso hay, pero para mi gusto sí que funciona, por más que sean Suede saqueándose a sí mismos su talento pasado.

El vídeo confirma que el grupo sabe que tienen un single entre manos. ¿Destrucción del arte? No, al menos no violentamente: quizás por simple rutina.

Crítica en Hipersónica | Suede — Bloodsports: mejor de lo que creíste, peor de lo que llegaste a esperar

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments