Anuncios

Sun Araw — Belomancie

“Sun Araw Belomancie portada” src=”http://img.hipersonica.com/2014/02/sun-araw-belomancie.jpg" class=”centro” />

Perderse en medio de la nada es emocionante. Ausente de soportes la cabeza acaba por relajarse, sentarse en la terracita, al sol, con una cerveza bien fría y unas aceitunas con sus boquerones en vinagre. Sun Araw nunca ha tenido libro de instrucciones y en Belomancie (2014, Sun Ark Records) él mismo se sienta sobre esa silla de metal caliente y se pierde logrando un vacío tranquilo y disfrutable.

Cameron Stallones está lejos de definirse así mismo por más que en apenas años ya nos haya dejado varios álbumes claves para entender cierta escena moderna (con sus muros caídos) de psicodelia electrónica. Es una manera vaga de acotar la carrera de Sun Araw. La real es ir descubriendo con calma y oído álbumes como Heavy Deeds (2009, Not Not Fun), Ancient Romans o Icon Give Thank (2012, RVNG Intl.).

El hombre del sonriente Stevie Wonder que entiende bien aquella psicodelia en el desierto de los 70. El Talking Book (1972, Tamla) convertido al Space Rock para años más tarde seguir dando volantazos y acabar por viajar al Dub y al Afrobeat junto a Geddes Gengras reviviendo a The Congos.

La evasión como punto común. El único que sí acaba definiendo a Sun Araw como a tantos otros artistas actuales (Jar Moff y Matmos, por citar dos con álbumes similares publicados en 2013). Cameron Stallones es un tío que va por su cuenta. Pasó de la gran familia Not Not Fun (donde estuvo desde un inicio) a montárselo por su cuenta en su sello Sun Ark Records donde también en apenas tiempo ha lanzado casetes de High Wolf, Aristocrat P. Child o Hookworms, entre otros.

En Belomancie Sun Araw me recuerda a las sensaciones encontradas que podrían generar en un mismo estudio Robert Wyatt, The Residents y Pierre Schaeffer. Tres nombres claves para romper moldes prefijados y acabar más perdido de cuando se empezó la escucha.

Travesías en las que la obra se convierte en el medio no en el fin. Belomancie aporta esa distinción. Y al disfrutarlo bien: aporta esa paz (que para otros será justo al contrario).

7,00

Sun Araw — Belomancie

Ojalá Sun Araw siga sin encontrar su sitio, perdiéndose y dando todas las vueltas que haga falta para acabar dando sentido a lo que no lo tiene. El arte de lo ambiguo.

01. Scrim
02. Curtis
03. Huff
04. Belomancie
05. One After One
06. Solo Wallet Shuffle
07. Remedial Ventilation
08. Flote
09. Seven Lampstands

Lo mejor

  • Perderse.
  • La ausencia del esquema.
  • ‘Flote’

Lo peor

  • Tocar tierra

Anuncios