La cita de ayer era una de las que más esperaba de este recién iniciado 2010, incluso la que más hasta el momento (ha sido un inicio de año muy simplón en conciertos). La experiencia de ver a Sunn O))) en el Primavera Sound 2009 fue algo impactante y había que repetir.

Por primera vez la pareja formada por Stephen O’Malley y Greg Anderson pisaban Madrid y lo hacían en una sala, en la Caracol, frente a sus anteriores pasos por Barcelona que fueron en el Sónar 2007 y en el ya mencionado Primavera Sound. Por tanto a su directo se le unía el hecho de comprobar cómo serían en un espacio cerrado.

Eagle Twin fueron sus teloneros. Proyecto de Gentry Densley (guitarra y voz) y Tyler Smith (batería) cuya casa es el propio sello de Sunn O))), Southern Lord, por lo que todo quedaba en familia. El directo de los estadounidenses fue bastante duro, con una batería que marcaba el ritmo dejando a la guitarra barítona de Densley aportar su dosis de Death Metal junto a una voz oscura. Sonaron bastante bien.

http://www.youtube.com/v/Vd2p9dp7YDo&hl=es_ES&fs=1&

Pero la noche era de Sunn O))). A un precio de 15 euros la entrada (18 en taquilla), la sala Caracol se llenó. Un público donde dominaba el negro. Las barbas y las melenas largas del metal no eran las únicas, puesto que se mezclaban entre los modernos impulsados por la creciente fama de Sunn O))) más allá del sector duro.

Para este concierto la pareja de Seattle contó con dos invitados de lujo dentro del sector metalero, como son Steve Moore (Earth, Steb Mo) y Attila Csihar (Mayhem), por lo que la formación sobre el escenario quedaba compuesta por un cuarteto, aunque la cantidad ingente de humo que distribuyeron por toda la sala (parecía un submarino) impidiese ver más allá de alguna silueta.

http://www.youtube.com/v/l-XYIg19WgE&hl=es_ES&fs=1&

El volumen del sonido era uno de las principales preocupaciones. La duda era si íbamos a salir sordos por la potencia del grupo o bien no era para tanto en una sala. Al final fue la segunda opción, aunque yo me situé casi atrás del todo para prevenir (de ahí que me decidiese dejar la cámara en casa, evitando una posible sordera).

La primera parte del directo fue un drone estático y mantenido que si bien los cinco minutos puede tener su aquel, los 15 restantes te dan ganas de coger las cosas e irte.

Después Attila Csihar acogió todo el protagonismo hacia él y su particular voz, propia del sonido extraído de un desguace de humanos vivos. Por momentos muy clara, por momentos distorsionada al máximo y el resto, insufrible. En especial cuando llegó el turno de otros 15 minutos (no miré el reloj, pero bien podía haber sido una hora) donde el riff de la guitarra repetido paró para dejar paso a juegos vocales, también repetidos, para no perder la costumbre. Para mí, esta parte del concierto fue insoportable.

http://www.youtube.com/v/_xQJZ534EIc&hl=es_ES&fs=1&

Vale que en directo nadie espera escuchar la orquestación y la producción insuperable de Monoliths & Dimensions (2009, Southern Lord), pero de ahí a hacer una primera parte del directo para cortarse las venas hay un tramo. Por suerte al final ya se unieron voz y banda y ésta última estuvo mejor, con riffs potentes en los graves. Lo más destacado fue al final, con una especie de canto gregoriano del día del juicio final, donde Csihar sí que estuvo inmenso.

Aún así, me quedo con el concierto del Primavera Sound, puesto que lo vi de lejos, en una interesante charla con Loveof74 y con el grupo de fondo. Condiciones favorables frente a la hora y media de estar como un palo de pie viendo humo. Demasié pa’l body.

Foto | Allan Vogue (de otro concierto)
Más en Hipersónica | Sunn O))) — Monoliths & Dimensions: la catedral del drone, la oscuridad suprema

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments