Anuncios

Supersuckers en Murcia (24–09–2014): ríndete, son mucho mejores que tú y lo saben

Hace poco, realizando un selectivo pero imprescindible repaso a la carrera de Supersuckers, pude llegar a la conclusión de que los Tucson, Arizona, poseen ese algo que se tiene o no se tiene, un mojo especial que impregna todo lo que hacen para hacerlo veinte veces más molón de lo que ya es. Hagan lo que hagan, ya sea marcándose un Country o sacudiendo guitarras a toda pastilla. Solo con su trabajo discográfico ya me intuía que su directo podría ser algo grandioso.

Y allí que fui a comprobarlo con muchas ganas y expectación, aunque primero tocaba presenciar a los maestros de ceremonias seleccionados para la ocasión. En este caso fueron los alicantinos La Cripta, que ofrecieron un recital la mar de sólido y contundente. Mucha pegada y buena actitud. Especialmente remarcable resulta la actuación de su cantante y frontman, muy activo, comunicativo y derrochando buen rollo con el público allí presente.

No obstante, solo hicieron falta un par de segundos para comprobar quienes iban a ser los amos aquella noche. Eddie Spaguetti junto con sus dos guitarristas/escuderos alzaron unas cuantas manos cornudas a modo de presentación e inmediatamente arrancaron a toda pastilla con el tema titular de su último disco, Get the Hell (2014, Acetate Records), que presentaban aquella noche. Y no necesitaron mucho más para meternos en su bolsillo, pero aun así no se cortaron en vaciarse y hacer un espectáculo digno de su leyenda.

Armados con unos instrumentos con una especie de baño dorado que hacían gemir y gritar una y otra vez para deleite de los allí presentes, que no podían mantenerse quietos. El cuerpo te pide moverte a lo loco o hacer air guitar sin parar. Solos de guitarra de escándalo, riffs energéticos y rejuvenecedores y también estribillos con los que gritar a viva voz. Nada como sacar una serie de jitazos como ‘I Want the Drugs’, ‘Creepy Jackalope Eye’, ‘The Evil Powers of Rock ’n’ Roll’ o ‘Rock ’n’ Roll Records (Ain’t Selling This Year)’ para conquistar al público y dejar que el carisma de Spaguetti, el hombre que toda persona de bien querría ser, termine de redondear una noche espectacular. No sé si verdaderamente son la mejor banda de Rock and Roll del planeta como ellos mismos afirman, pero sí puedo asegurar que se comportan y tocan como si lo fueran. Larga vida a Supersuckers.

Anuncios