“Suuns -Images Du Futur” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/suunsimagesdufutur.jpg» class=”centro” />

El AOR post-Radiohead y el sietecomacinquismo. Con eso coquetean Suuns una vez tras otras en Images Du Futur, su segundo disco, como con eso coqueteaban Alt-J en su estreno del año pasado: con ser tremendamente normales dentro de la sección de “música rarita”. Es decir, que la mayoría de la gente que te rodea no los soportaría más de un rato, pero para su público natural tampoco es que sean especialmente diferentes.

https://www.youtube.com/embed/rQbjE6mVgms

Y es una pena, porque los canadienses lo han tenido ahí esta vez, a tiro de piedra. Cuando el disco se abre con un inicio tan espléndido como ‘Powers of Ten’ se rebajan muchas pegas. Cantando con los dientes apretados mientras las guitarras apuntalan la tensión, la percusión parece cosa de Liars y y se cuelan interferencias de radio… Un gran comienzo seguido de esa ‘2020’ que cambia el panorama, y en la que susurran al micrófono como si escupieran.

Ahí son capaces de conjugar la mezcla entre tensión, experimentación, ritmo y dulzura inquietante que Radiohead han hecho sello propio. A Suuns les pasa que en varias canciones más del disco está de nuevo a punto de lograr lo que en las primeras… pero se acaban quedando a medio camino.

‘Mirror Mirror’ les hace más vulgares, entran en un campo donde gente como Six By Seven lo hacían mucho mejor. ‘Edie’s Dream’ no acaba de funcionar en la parte más narcoléptica y/o fumata de su propuesta.

En los peores momento, su art-Rock y su electrónica indie se presenta de forma tan estándar que dan ganas de tirar estos discos pulidos y similarespor la ventana. Tenemos ecos, voces distorsianadas, ritmillos… todo… lo tenemos de sobra ya. Seguir alimentando la banda sonora del insomnio, el desdén hacia la vida moderna y otros temas del indie-rock adulto-tras-OK-Computer nos acaba por dejar vacíos.

Pese a todo, mi relación con este disco es la más complicada de este año: me gustan tanto algunas de sus canciones que, después, en las malas me quedo pensando que son sólo culpa de malas decisiones, pero que hay un futuro brillante por llegar. De Suuns hay que alabar el poco miedo que tienen a forzar la máquina, a colocarse al borde de lo risible, para que las canciones, la estética y la atmósfera funcionen. No, nadie les llamará Alt-JAJAJA.

Me gustaría que Suuns acabasen siendo como Swell, aquel grupo del post-grunge que sí que consiguió un disco indispensable en medio de una carrera de cancionacas mezcladas con mediocridades con encanto. Tienen todo ya salvo lo del disco enorme.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments