“System of a Down Toxicity” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/soad-toxicity.jpg» class=”centro” />

El pasado mes de noviembre comenzamos nuestro repaso a la discografía de System of a Down con su demoledor álbum debut, pero no penséis que nos hemos olvidado de este especial. Y es que el grupo californiano aún tenía lo mejor por delante tras su trabajo homónimo y así lo demostró dando un importante salto de calidad con Toxicity.

Su primer trabajo tuva una buena acogida, suficiente para que una importante legión de seguidores asistiera a lo que pretendía ser un concierto gratuito de presentación de su segundo esfuerzo. Sin embargo, la cancelación a última hora del mismo provocó un altercado que se prolongó durante seis horas, con numerosos detenidos y daños cuantificados en miles de dólares.

No era el objetivo de la banda, pero el incidente tampoco les vino mal como ruidosa promoción. No obstante, si Toxicity explotó por todo lo alto en su primera semana a la venta, alcanzando el número uno en las listas estadounidenses nada más salir, no fue por la polémica del momento, sino por una apabullante calidad que sacudía todo el álbum y te arrastraba irremediablemente con él.

Tristes ironías históricas

https://www.youtube.com/embed/CSvFpBOe8eY

System Of A Down — ‘Chop Suey!’ (YouTube)

El disco se puso a la venta el 4 de septiembre de 2001, solo una semana antes del ataque a las Torres Gemelas. Sus letras de marcada protesta política contra la actuación del gobierno estadounidense adquirieron así un triste contexto, no exento de ironía. Otra dosis más de polémica que se sumó con la retirada de las radios del single ‘Chop Suey!’ ante una letra cuyo agresivo mensaje no sentó bien a todo el mundo en aquel delicado momento.

Pero una vez más, sería injusto quedarnos solo en el efecto llamada de la polémica para explicar el éxito fulgurante del disco. En cambio, habría que culpar de ello a un trabajo que supo heredar toda la energía de su antecesor y canalizarla por sendas más maduras, pero sin perder por ello sus dosis de locura. Digamos que supieron enfocar mejor su talento y hacer con ello mejores canciones.

https://www.youtube.com/embed/L-iepu3EtyE

System Of A Down — ‘Aerials’ (YouTube)

Los temas de auténtico desmadre siguen estando presentes, como así prueban ‘Needles’, ‘Jet Pilot’ o ‘Bounce’, que perfectamente podrían haber figurado en su primer disco, pero el listón medio de calidad de las mismas es superior. De hecho es imposible señalar un solo corte de este álbum que flojee o nos conceda un segundo para desconectar.

Pero donde realmente mejora el asunto es en temas aparentemente menos desbocados, pero mucho más brillantes y mejor construidos en conjunto. La épica de ‘Aerials’ que reserva el momento álgido del disco para su cierre así lo prueba, aunque en dicha categoría podría incluir también la canción que da nombre al álbum o la emocionante ‘ATWA’.

Intoxicación por la fuerza

https://www.youtube.com/embed/lB4B2Rikr8o

System Of A Down — ‘Toxicity’ (YouTube)

Creo que no sorprenderé a nadie si digo que Toxicity es el mejor disco de System of a Down, el que mejor refleja sus múltiples facetas y lo hace en las dosis más equilibradas. Los catorce temas que integran sus cuarenta y cuatro minutos de pura energía podrían servir perfectamente de single en cualquiera de sus otros cuatro discos, y eso que éstos no andan faltos de temazos.

Ni me voy a molestar en buscar puntos débiles, porque creo que no los tiene. No estoy diciendo que sea un álbum perfecto, pero desde luego sí es una de las grandes cumbres del metal alternativo, valiente, imaginativo y mucho más valioso de lo que su fachada podría dar a entender. Se me hace muy difícil imaginar que System of a Down puedan llegar a igualar semejante hito, pero por aquel entonces todavía tenían mucho que decir. Lo seguiremos comprobando en el resto del especial.

Especial System of a Down

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments