Taylor McFerrin — Early Riser

By in Early Riser, Taylor Mcferrin
0 0 0 No comments

Cuanto menos se sude mejor. Para un hombre como Herbie Hancock un tema como ‘Rockit’ sale como churros después de años y años reformulando el Jazz y atreviéndose después con el joven Funk. Aún así se llevó un Grammy y se metió en el número 1 de la lista de ventas estadounidense en temas de Dance, méritos que no logró con sus mejores obras. Es precisamente la obra de Hancock la que más está viéndose transformada en un nuevo cuento para niños en comparación de los originales cuando escuchamos a artistas como Flying Lotus o Taylor McFerrin.

El primero sigue con las ganas de estirar al máximo posible cualquier escena hasta romper sus límites. Lo está haciendo en solitario, donde ya ha llamado a Herbie Hancock para que colabore con él, y lo hace como mecenas en su sello Brainfeeder, donde nos encontramos este Early Riser (2014) que supone el debut en largo del artista de Brooklyn, con producción propia.

Después de un EP que pasó desapercibido en 2008, Broken Vibes, Taylor McFerrin está en la casa adecuada para seguir probando a afrontar los nuevos sonidos etéreos entre el R&B, el Soul, el Funk, el Jazz y la electrónica. El caldo de cultivo que tantos intentan pero que pocos saben mezclar bien.

El de Brooklyn es hijo de Bobby McFerrin así que necesita que le expliquen pocas cosas sobre esa mezcla entre el Soul y el Jazz. Su padre ya lo hizo durante años, en solitario o con artistas igual o más de eclécticos que él, como Chick Corea.

Brainfeeder parece estar en busca de los que hoy podría ser un Impulse! o Blue Note modesto, que el talento de los de antaño es mucho talento. Son como una familia y se apoyan entre ellos. Aquí vemos cómo Thundercat repite acto de presencia con su bajo loco y bailongo en ‘Already There’ junto a Robert Glasper al piano acelerado. Christina Ryat es la voz invitada en ‘Place In My Heart’, una canción que bien le hubiese gustado firmarla a Björk. Y en ‘Decisions’ aparece Emily King con la versión del Future Garage enseñando la lección a tantos Disclosure modernos.

A quienes lo difícil les sale fácil, esto les es pan comido. Bobby McFerrin tenía que estar en el estreno de su hijo y lo hace en una de las mejores canciones de Early Riser: ‘Invisible / Visible’. Vuelve a presentarse con sus juegos vocales que ya tuvieron la compañía de Yo-Yo Ma en 1992, en el álbum Hush (Sony Classical), solo que se controla un poco más con tal de no sacar los colores al hijo delante de la novia, para nuestra suerte.

8/10

El Bebop revolucionó el Jazz en los 40 abriendo la cabeza a tantos integristas de las Big Bands y aún hoy sus posos siguen buscando los terrenos permeables entre las escenas. ‘Postpartum’ y ‘PLS DNT LSTN’ funcionan de vínculo con varias décadas en las que la etiqueta post se ha quedado demasiado corta para marcar todos los cambios e influencias que dicho movimiento aportó a la música. Taylor McFerrin se lo lleva para su álbum y lo hace bien, de forma accesible y elegante. James Blake está buscando dónde meterse después de escuchar Early Riser.

Desde 2006, sin criterio alguno. Puedes contactar con nosotros en prensa@hipersonica.com.