Taylor Swift se ha hecho con el premio más codiciado en la gala de los Grammy, celebrada la pasada madrugada en Los Ángeles, el de Disco del año, con su 1989. Se impuso en la categoría más codiciada a Kendrick Lamar (To Pimp a Butterfly), Alabama Shakes (Sounds and Color), Chris Stapleton (Traveller) y The Weeknd (Beauty Behind the Madness). Además, Taylor se llevó a casa el Grammy a mejor álbum de pop vocal y el mejor vídeoclip, por ‘Bad Blood’.

El otro gran triunfador de la noche fue Kendrick Lamar, que aunque no se llevó el gordo, si recopiló los premios de álbum, actuación y canción rap, además del vídeoclip de . Por otra banda, Alabama Shakes gozó de considerable reconocimiento, el que le otorgan los galardones de canción y actuación rock, además del mejor álbum de música alternativa. Por cierto, que sí, que en rock también fueron premiados Muse, por ese… bueno, por Drones. Y que Natalia Lafourcade consiguió el de mejor álbum latino de música rock, urbana o alternativa, así, todo junto, con Hasta la raíz. Pero que empató con Pitbull, no sabemos a cuántos votos, porque los Grammys son menos transparentes que la CUP.

Bruno Mars y Mark Ronson se llevaron a casa el premio a mejor grabación del año, por Uptown Funk, en una gala que, como siempre, tuvo actuanciones en directo de considerable valía. Entre ellas, el homenaje de Lady Gaga al fallecido David Bowie.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments