Teitanblood — Death

No son pocos los parabienes que les han caído a los madrileños Teitanblood, no ya sólo dentro de nuestras fronteras, sino también hasta por medios no especializados en el Metal o en su vertiente más extrema. No obstante, en esta casa aún no han tenido la ocasión de ser mencionados. No puedo hablar por el resto de mis compañeros metalheads, pero personalmente encuentro el trabajo que la agrupación realiza en este Death (2014,Norma Evangelium Diaboli ) extremadamente bestial y hasta excesivo.

Nada más empezar ya nos llega un estallido de guitarras deathmetaleras, blastbeats y desgañitantes guturales que nos dejan sin habla. Y no ofrece un solo descanso hasta antes de la mitad del último corte. No obstante, sería de ciegos (o sordos) no reconocer la monstruosidad y el salvajismo de este disco. Aunque sea un álbum de difícil escucha, no me cabe duda de que es uno de los esfuerzos más bestiales, avasalladores y violentos que he escuchado en el Metal Extremo español en mucho tiempo.

7.4/10

Porque Teitanblood no vienen a conquistar listas del año o a lograr multimillonarias ventas, sino que viene a arrasar con todo oyente que se les ponga por delante. La fuerza y la potencia destructiva que transmiten sus guitarras solo son equiparables a su mugre y su densidad. Un disco que podría por sí solo demoler edificios. Sólo por eso ya nos vale para exclamar “larga vida a Teitanblood”.

Anuncios