Por si no quedaba claro tras publicar dos discos de caras B al año de sacar sus últimos dos discos, Carly Rae Jepsen es muy prolífica escribiendo canciones. El día menos pensado nos hace el 69 Love Songs del pop mainstream. Por suerte ha tenido los muebles bien montados en su cabeza para no convertida en Ryan Adams.

La cantante ha hablado recientemente en Vox.com sobre su reciente disco B de Dedicated y qué supone para ella acabar escribiendo tantas canciones que tenga que hacer una purga severa con cada disco. Y que aun así le sobren.

Tengo una reputación en mi discográfica que creo que, a estas alturas, ya es conocido por todo el mundo de que acabo escribiendo demasiado.

Yo escribo todo el tiempo. Incluso cuando no estoy haciendo un proyecto, escribo. Es muy terapéutico para mí. Es mi mayor placer. Así que no es sólo mi trabajo. Escribir canciones es algo que me apasiona mucho. La verdad es que, cuando Emotion estaba listo, tenía unas 200 canciones para escoger. Y lo mismo con Dedicated. Eso es mucho, ¿cierto?

Mi editor me dice que almaceno canciones en mis mejillas como una ardilla. Pero es difícil escoger [cuales meter en el disco] porque había un montón de lugares diferentes con los que había experimentado… Siempre supe que quería que Dedicated fuera un álbum en dos partes.

Y si creíais que lo de hacerse un The Magnetic Fields va en broma, no creáis que no se le ha pasado por la cabeza.

Una vez dije cuando había terminado con el disco, ‘¿Sería raro lanzar algo como una [edición] deluxe de 50 canciones?’. Sí, eso es raro. Nadie hace eso. Vale. Empezaremos con 17 y ya llegaremos luego al resto. Y es algo divertido hacerlo durante el primer aniversario. Más o menos estoy haciendo una tradición con eso. 

[Tengo discos grabados] que llamo discos que he enterrado en el patio. Tengo un álbum entero llamado Disco Sweat que nadie va a escuchar nunca. Fue divertido hacerlo, aun así. ‘Cut to the Feeling’ es un buen ejemplo. No iba a salir nunca. Y luego hice la voz en off para una película animada llamada ‘Ballerina’ y me dijeron ‘¿Tienes alguna pieza?’ y les dije ‘Bueno, tengo esta que es muy cinemática. Creo que podría funcionar’. Así es más o menos como funciono.

¿Cómo filtrar tantas canciones para poder hacer un disco de doce? CRJ tiene sus métodos.

Me vuelvo un poco loca. Ahí es cuando recurro a mis amigos y mi familia. Hacemos escuchas privadas en mi casa donde les doy de comer y les doy una copiosa cantidad de vino esperando que tengan opiniones sobre la música. Y entonces todos me mandan sus votos, incluyendo mis compañeros de banda, mi manager y mi amiga Alex, que me manda notas por la noche. Entonces hay al menos seis u ocho canciones en común que resuenan con la gente. Entonces escojo el resto yo misma de mis favoritas y lleno los huecos de lo que falta en el álbum.

Qué no daría algún hipersónico por estar en una fiesta bebiendo vino y puntuando canciones de CRJ.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments