14 temas y 23 minutos de duración. No, The 25th Hour no es un EP. Se trata del sexto álbum de los de Los Ángeles y en el no hay concesiones a la galería. Pura concisión hardcore, nada que esconder, nunca lo han hecho, los de Scott Vogel te clavan el aguijón como una serpiente venenosa y su veneno automáticamente te transforma en otro ser.

El momento del verdadero hardcore

En este disco no paras ni un segundo de mover la cabeza, puño en alto, uno tras otro van saliendo a la luz una serie de himnos arrebatadores y caústicos. Se trata de canciones poderosísimas, crudas y honestas, presentadas con ese ADN que ya conocíamos de los californianos: puro enfado, riffs aplastantes, coros enormes y un ritmo endiablado.

Casi ni te das cuenta y te plantas al final del álbum y vuelta a empezar. Por poner dos referentes, para mí Terror están al mismo nivel de Agnostic Front, a los que parece que homenajean en ‘Blinded by The Lights’, y han llegado a superar incluso a Madball.

Los riffs de Martin Stewart y Jordan Posner, más la sección rítmica de Nick Jett y David Wood a uña de caballo, están al servicio de la aguerrida voz de Scott Vogel. ‘Mind at War’, con ecos de Discharge, podría ser el ejemplo de lo que contiene este elepé.

14 Canciones crudas y honestas en solo 23 minutos

No hay trampa ni cartón en The 25th Hour. Los no iniciados deberían saber que las canciones son adictivas, aquí no hay relleno, todo es aprovechable para bien o para mal. Esas canciones, la más larga no llega a las dos minutos y medio, son genuinamente auténticas.

8/10

En definitiva, a Terror los queremos como lo que son, la verdad verdadera del hardcore, la única formación capaz de cerrar un disco con un tema como ‘Deep Rooted’, pura adrenalina con el pulso acelerado al máximo. Grandes, muy grandes Terror. Una banda que en directo es un auténtico torbellino, y no exageramos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments