‘The Big Dream’: David Lynch, Moby, reversiones, vídeos y depresiones

“TheBigDream-Moby-Video” src=”http://img.hipersonica.com/2014/04/thebigdream-moby-video.jpg" class=”centro_sinmarco” />

No se puede decir que The Big Dream, el último disco de David Lynch, sea un dechado de alegría, la verdad. Podrá gustar más o menos, pero es capaz de deprimir al más alegre de los mortales. Eso, no lo supera ni Moby haciéndose un disco íntegramente downtempo, en su clave más triste… porque, ya sabemos también como se las gasta nuestra bola de billar vegana favorita.

Y aún así, David Lynch, que ya ha tratado de exprimir todo el jugo que su segundo disco podía ofrecer con vídeos, remezclas y ediciones especiales, ha querido celebrar el Record Store Day con el “más difícil todavía”: un EP con versiones de 4 de los temas de The Big Dream hechas por otros artistas.

Así que le ha prestado uno de los temas de su disco, el que le da título precisamente, a Moby para que le haga una version, y, efectivamente, acertaste: es depresivo como poco.

Porque si el ‘The Big Dream’ original ya sonaba extraño, adormilante, con la voz del propio Lynch haciéndonos pensar que había algún tipo de espíritu o alma atormentada a nuestro alrededor, imaginad sí la llevamos un poco más (todavía) hacia el downtempo, y le quitamos un guitarrazo por aquí, y otro por allá, que es básicamente lo que ha hecho Moby.

Eso, y cambiar la voz de Lynch por la femenina de Mindy Jones, sin uso de autotunes ni vocoders que valgan y, en eso, sí que gana mucho esta “reversion”, la verdad. Pero los aires tétricos y lúgubres del original permanecen y se llevan también a las imágenes, que también llevan firma de Moby.

Porque el neoyorquino no tiene suficiente con dedicarse a la fotografía, como también hace últimamente, y ha querido desplazar al cineasta, no sólo de sus labores como músico, sino también tras las cámaras, en donde, la verdad, el maestro es el que es.

Y no es que el resultado filmado por Moby quede mal, al contrario; queda muy lynchiano y acorde al tema, pero, quién sabe lo que podría habernos ofrecido el mismo Lynch si hubiera sido trabajo suyo.

En Hipersónica | David Lynch y Lykke Li nos llevan por su particular carretera perdida en el vídeo de ‘I’m Waiting Here’ | David Lynch, vídeo de ‘Crazy Clown Time’: el Twin Peaks de siete minutos que sus fans esperaban | David Lynch remezcla Girl Panic! de Duran Duran

Anuncios