Vale que The Cure nos deben un disco nuevo. Vale que ese prometido álbum para este año que quedó sin publicar en 2008, denominado 4:14 Scream, el que sería el reverso de 4:13 Dream, no colmará los deseos de muchos. Vale también que The Cure viven del pasado, pero ¿alguna banda de su generación es capaz de cosechar esa ristra de éxitos, mayores y menores, en un repertorio? No me sale ninguna. Anoche en el Hammersmith Eventim Apollo de Londres volvieron a dejar atónitos a propios y extraños.

Por primera vez los de Robert Smith tocaron en directo ‘A Man Inside My Mouth’, la cara B del hit ‘Close to me’. Y dieron un recital de tres horas y 40 canciones en el primero de tres conciertos sold out en ese recinto para celebran el trigésimo aniversario de The Top. El merchandising que han fabricado es todo un homenaje a la peonza a la que se refiere el título.

Y sí, The Top (Fiction, 1984) fue el eje de una actuación que se me antoja sobrada se mire por donde se mire. En esta ocasión el disco, denostado por muchos no solo porque no incluye a la alineación gloriosa que llegaría en 1985, sino porque la crítica no fue nada amable en su momento, no fue tocado en orden de principio a fin.

The Cure rescataban por primera vez desde la gira de 1984 canciones enormes como ‘The Empty World’ o ‘The Wailing Wall’, un corte dedicado al Muro de las Lamentaciones que visitó cuando Smith acompañó a Siouxsie & The Banshees en aquella gira en la que era uno más de la banda de la diva gótica.

Cada uno tiene su época preferida de la banda de Robert Smith, unos músicos tótems, pero sin duda la actual, en la que Reeves Gabriels, ex guitarrista de David Bowie, parece haberse aclimatado como el que más. The Cure en 2014 suenan también como un cañón.

Ayer en Londres no hubo poses, ni exhibiciones gratuitas. Los vídeos que los fans han ido subiendo a Internet nos han puesto los dientes largos. No solo porque el público que llenó el auditorio londinense tuvo la oportunidad de ver al grupo tocar A Man Inside My Mouth, sino también porque rescataron canciones poco habituales: ‘The Kyoto Song’, ausente desde 2008, ‘Like Cockatoos’ y ‘Hey You!!!’, desde 2004, Piggy in The Mirror, desde 1997. Esta noche y mañana repiten en el mismo sitio, apuesto a que volverán a sorprender con el repertorio.

Vía | Chain of Flowers
Fotografía | Matthew North en Facebook

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments