Lo cierto es que en las múltiples veces que he visto a Handsome Dick Manitoba, que no han sido pocas desde los 90, la del jueves noche puedo decir que es en la que más bajo de forma, de actitud, y de voz. Jamás recuerdo que se sentara o que se tropezara con los cables del micro; en fin, son ya 60 años recién cumplidos y no hay que pedirle mucho más a un tipo que es leyenda del rock & roll estadounidense. The Next Big Thing le llamaba en sus comienzos, título que fue el de una canción del debut de The Dictators, Go Girl Crazy! (Epic, 1975). Esa canción sonó en el tercer concierto de la gira española de diecisiete conciertos que los neoyorkinos ofrecieron en Gijón.

Pero no nos engañemos The Dictators NYC no son The Dictators, aunque en la formación están tres de sus miembros: Manitoba, Ross The Boss y J.P. Thunderbolt. Y para darse cuenta de lo mal que le ha sentado a Andy Shernoff, bajista fundador y compositor de las canciones, que cada canción que se sube a YouTube de los conciertos de sus ex compañeros a nombre de The Dictators es reclamada por su editorial y la plataforma la retira. Eso pasó esta misma semana con el de ‘Baby, Let’s Twist’, que un espectador del bolo de Cáceres compartió en su página de Facebook.

Había un poco de pereza en volver solo un año después a ver a The Dictators NYC. Teniendo en cuenta la poca actitud que mostraron en 2013 y lo raquítico del repertorio, 13 temas en una hora de concierto bis incluido, no nos extrañó que el del jueves en la Sala Acapulco fuera casi una fotocopia de aquél.

Handsome Dick Manitoba, quién te ha visto y quién te ve

Mismos speeches, casi el mismo repertorio, similares tics, y la indolencia mostrada por Handsome Dick Manitoba y más preocupante, la de Daniel Rey, productor de The Ramones, guitarrista invitado en el único disco de Manitoba’s Wild Kingdom y miembro de la banda de Ronnie Spector, que interrumpió al cantante en una de sus largas peroratas para decirle que abreviara y se sentó mientras aquél presentaba a su compañeros.

The Dictators NYC son unos The Dictators en marcha corta y a pesar de todo, le dan mil vueltas a cualquier otra banda de similar calado. Tienen a su favor un repertorio inmenso del que pican con cuentagotas y a pesar de que son una fotocopia de aquella mítica banda la ventaja que les da ser excelentes músicos es más que suficiente.

‘New York, New York’, ‘The Party Starts Now’ y ‘Haircut & Attitude’ sonaron al principio del concierto, las tres incluidas en …And You?, un álbum recomendado tanto para los que le guste el hard rock como el punk rock. No recalaron en Manifest Destiny, pero sí recuperaron cinco cortes de Bloodbrothers: el riff asesino de ‘T’he Minnesota Strip, la versión de The Flamin’ Groovies de ‘Slow Death’, ‘Baby, Let’s Twist’, ‘Faster & Louder’ y ‘Stay With Me’, que fue el cierre del recital, fueron suficientes como para quitarse el sombrero ante el quinteto.

Volvieron a rescatar ‘Kick Out The Jams’, de MC5, como diciendo sin decirlo de dónde vienen, y tocaron dos himnos de D.F.F.D. (Autoproducido, 2001), el primer álbum en 23 años de la banda y el último a la postre: ‘Avenue A’ y ‘Who Will Save Rock & Roll?’ The Dictators siguen siendo grandes y todavía no se les ha hecho justicia. Si nunca los has visto, The Dictators NYC son su pálido reflejo.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments